alimentación

All posts tagged alimentación

 
La obesidad infantil y la epidemia del siglo XXI
 

La Sociedad actual ha progresado en el último siglo a un ritmo enormemente superior el conjunto del resto de la existencia del hombre. Somos capaces de viajar al espacio, comunicarnos al instante con cualquier otro indiviuo en el planeta o mantener nuestra calidad de vida más allá de los 100 años. A esto han contribuído, sin duda, los más nuevos descubrimientos en el ámbito tecnológico y científico.

“Sin embargo, por primera vez en la historia del Ser Humano, nos encontramos ante una generación de niños y adolescentes cuya esperanza de vida es menor que la generación que le precede”.

Aunque puera parecer cuanto menos, una afirmación exagerada y absurda, estas palabras corresponden a Kelly D. Brownell, científico, profesor, experto en nutrición y una de las personas que más se han preocupado en el mundo por una epidemia que viene pisando fuerte en los últimos años. La obesidad infantil.

Hoy en día resulta cada vez más habitual escuchar noticias que nos hablan de niños de 2 años con problemas de obesidad o de fallecimientos de jóvenes de 8 o 10 años por algún tipo de problema cardíaco.

Son sucesos que nos llaman la atención y nos preocupan. Y de alguna manera, somos conscientes de que la industria y cultura alimentarias tienen mucho que ver en todo esto. Productos altos en grasas, comidas rápidas, o los engañosos “bajos en calorías”, son los principales causantes de nuestra mala alimentación y pobre salud. A pesar de ello, aunque cada vez más individuos estemos dispuestos a provocar un cambio en este aspecto, todavia son muchos los gobiernos, grandes corporaciones y la propia industria alimentaria los que no desean que esto ocurra. Y esto es lo que sucede cada vez que se pretende interponer unos intereses personales a la propia mejora de una sociedad.

Fue muy comentada en su día la Campaña “Let´s Move” impulsada por la propia Michelle Obama, para evitar el sedentarismo y mejorar los hábitos alimenticios de la sociedad norteamericana, donde ya uno de cada 5 jóvenes tiene problemas de obesidad.

“Come menos y ejercítate mas”, venía a decir la campaña y es la manera como se excusan las grandes compañías alimenticias. Pero igual que sucediera en su día con el tabaco, la solución no estaba en informarnos que fumar podía se malo. La solución empezaba por prohibir fumar en lugares públicos, retirar su publicidad engañosa, sancionar a las empresas tabacaleras….

La de Michelle fue una campaña muy heróica por su parte y fue recibida con gran aceptación por toda la sociedad de a pie que, sin duda, es completamente consciente del problema que tiene delante. Sin embargo, esta campaña no dejó de ser un tanto absurda en “un país donde aún el 80% de los comedores escolares sirven pizza, hamburguesas y patatas fritas todos los dias para comer”. Sería preciso poder atacar este problema desde la raíz, pero existen demasiados intereses que no lo hacen posible.

El siguiente video corresponde a un documental que cuenta la hazaña de Michelle Obama, el día a día de varios jóvenes adolescentes con problemas de sobrepeso, una sociedad egoistamente capitalista, las opiniones de algunos de los mayores expertos en salud alimentaria y la visión de alcaldes y presidentes de la que sigue siendo, a día de hoy, la primera potencia y en la nos fijamos el resto de potencias del mundo, ya sea para bien, o como en el problema alimenticio, para mal.
Debemos ser conscientes de hasta dónde es capaz de afectarnos esta epidemia, que estará causando en las próximas décadas uno de cada tres casos de muerte en el mundo, muy superior a las muertes por cancer o por desnutrición.
Merece la pena detenernos a observar cómo las compañias son capaces de manipularnos en su propio beneficio. Si bien es difícil enfrentarse a toda una cultura social, siempre somos capaces de contribuir con nuestro pequeño granito de arena.
Aliméntate sano, y aliméntate bien. Y no te importe nadar un poquito contracorriente. Quizá tu pequeño gesto pueda ayudar a un cambio global. Y tu salud te lo habrá compensado el día de mañana.

 

 
 

 
salud e higiene alimentarias
 
La mayor parte de las intoxicaciones alimentarias suelen producirse debido a malas prácticas en la manipulación de los alimentos en algún punto de la cadena alimentaria, que puede ser en una granja de animales, en una fábrica de conservas, en el supermercado o incluso en nuestra propia casa.
 
Dicho de otra manera, es el propio ser humano con su mal uso y manipulado de Los alimentos quien introduce una ingente cantidad de bacterias, virus y parásitos en su organismo a través de la comida sin siquiera darse cuenta. El conocimiento y la aplicación de unas sencillas pautas y normas nos ayudaría a combatir estos patógenos, capaces de provocarnos desde un simple catarro hasta una ulcera, pasando por una gastroenteritis o salmonelosis. Patologías algunas de ellas que incluso podrían llegar a provocarnos la muerte.
 
Algunas medidas a tener en cuenta son tan obvias como mantener una correcta higiene personal lavándose y desinfectándose las manos antes del manipulado, o no toser al aire en ambientes con comida. Otras medidas nos dicen cómo manipular los desechos o los diferentes tipos de alimentos, tanto los cocinados como los crudos, o nos revelan cuales son las temperaturas correctas de conservación de cada uno.
 
Lo que sí está claro es que muchas veces no somos conscientes de que por una mala conducta podemos estar metiendo en nuestro organismo verdaderas bombas de relojería difíciles y, en ocasiones, imposibles de desactivar.
 
El siguiente archivo contiene un Completo Manual para el Manipulador de Alimentos. No dudes en consultarlo y descargarlo libremente si lo deseas. Te evitaras muchos Dolores De cabeza… y de tripas.
 
Completo Manual para el Manipulador de Alimentos
 
 
Además, hemos querido traer un video donde se explica el protocolo ACCPP, que es el sistema que se utiliza para detectar posibles hábitos y zonas de riesgo en la cadena alimentaria. Este protocolo debería aplicarse tanto en el mejor de los restaurantes, como en una conservera, como en tu propia casa. De este modo sabrás si estás jugando con tu salud y tu comida, y dónde deberías modificar alguno de tus hábitos.
 
Porque recuerda: Más vale prevenir que curar.
 


 
 

 
el veganismo y el respeto al mundo que nos rodea
 
Son muchos los estudios que han confirmado que la dieta a base de frutas, verduras, hortalizas, legumbres y cereales, es la más saludable para nuestro organismo. Es la más rica en fibra y nutrientes y mantiene limpios nuestras arterias y órganos vitales.
 
Pero más allá de la comida vegetariana, existe un movimiento social que lucha por la justicia para todos los animales, independientemente de la especie, rechazando todo especismo y fomentando el respeto hacia aquello que nos rodea.
 
Pero, ¿y qué es el especismo?
 
El especismo es la discriminación en función de la especie. Nos han enseñado que los animales no humanos están en el mundo para nuestro beneficio y provecho. Y sin embargo, no tenemos ningún derecho a considerarnos superiores a ninguno de ellos:
 
“Quien se oponga a los derechos de los animales y sostenga que el hecho de ser persona se basa en ser miembro de la especie Homo Sapiens no es más que un fanático de la especie, no más sensato que los fanáticos de la raza que otorgan mayor valor a la vida de los blancos que a la de los negros. Después de todo, los demás mamíferos luchan por seguir vivos, experimentan el placer y sufren el dolor, el miedo y el estrés cuando su bienestar peligra. Los grandes simios también comparten nuestros placeres más elevados de la curiosidad y el amor a los parientes, y nuestros dolores más profundos, el aburrimiento, la soledad y la pena. ¿Por qué se iban a respetar esos intereses en nuestra especie y no en las demás? “

(Steven Pinker)


 “Los animales existen en el mundo por sus propias razones. No fueron hechos para el ser humano, del mismo modo que los negros no fueron hechos para los blancos, ni la mujer para el hombre”

(Alice Walker)


 
El Veganismo es ese movimiento que lucha por los derechos de todas las especies. Y nos lleva a respetar a todos los animales, a crear las condiciones necesarias para hacer posible una convivencia NO VIOLENTA, protegiendo al mismo tiempo el medio que nos rodea y favoreciendo la sostenibilidad del planeta. Es el estilo de vida más sano para nuestro organismo, y a la vez, el más respetuoso con la Naturaleza.
 
Aunque pueda parecer paradójico, el hambre mata a millones de personas todos los años debido a la cría masificada de miles de millones de animales. El aumento de las dimensiones de las explotaciones ganaderas ha desencadenado la destrucción de millones de hectáreas de bosques para aumentar el área de pastos, lo que está provocando la muerte de plantas y otros animales.
Además, se están produciendo cereales específicamente para alimentar a esos criaderos, en vez de erradicar el hambre en el mundo.
 
Los animales que provienen de esas explotaciones intensivas, se crían para satisfacer nuestra demanda de carne, leche o huevos, donde son mutilados y maltratados en condiciones nada saludables, con el único propósito de obtener de ellos el máximo rendimiento posible.
 
Pero no solo para nuestro consumo en la dieta. El ser, humano siempre ha querido sacar el mayor provecho posible de los animales a costa delo que fuera necesario, incluso os propios sentimientos de las especies. Criaderos para su comercialización como mascotas, como prendas de vestir o para su explotación para nuestro propio entretenimiento forman también parte de este tipo de maltrato.
 
Cada vez son más las personas que rechazan todo este tipo de acciones, representaciones y negocios. Y cada vez son más los que verdaderamente creen y confían en la igualdad de todas las especies. Por un mundo mejor, más sostenible y más sano y gratificante para todos.
 
El veganismo es un modo de vida. Un modo de pensar, de hacer y de actuar en armonía con el medio que le rodea. Quizá para muchos sea un movimiento nuevo y difícil de llevar a cabo. Por eso, para hacerlo más fácil y divertido, cada vez son más los sitios web dedicados a la cocina vegana.
 
http://www.creativegan.net/   ha sido uno de esos sitios que nos ha hecho la boca agua. Cocina exquisita, saludable, e infinitamente más variada que la cocina a base de materia prima animal… Te recomendamos especialmente la sección de “guisos y estofados”, con recetas verdaderamente sorprendentes. Esperamos quieras probarlas y quizá decidirte a dar ese importante paso a una mejor alimentación y vida de respeto hacia nuestra naturaleza…
 
El siguiente video explica algunas de las verdades detrás de esos criaderos, mataderos, tiendas de mascotas, laboratorios científicos… nuestra falta de respeto y el camino que llevamos hacia una situación cruel e insostenible.
 
 

 
 

 
 
mens sana et corpore sanoMENS SANA ET CORPORE SANO. EJERCITA TU CUERPO Y TU MENTE
 
 
 
 
 
 
 
 
PilatesPILATES. EL DESARROLLO COORDINADO DE MENTE, CUERPO Y ESPÍRITU
 
 
 
 
 
 
 
 
sexo es vidaKEGEL. UNA SEXUALIDAD CAPAZ DE MEJORAR TU VIDA
 
 
 
 
 
 
 
 
alimentación sana y naturalLA ALIMENTACIÓN. CONVIERTE UN BUEN HÁBITO EN MEDICINA
 
 
 
 
 
 
 
 
yogaYOGA. LA RELAJACIÓN Y EL DOMINIO DEL CUERPO Y LA MENTE
 
 
 
 
 
 
 
 
la medicina natural como prevenciónLA MEDICINA NATURAL COMO PREVENCIÓN
 
 
 
 
 
 
 
 
No Estamos Predestinados GenéticamenteNUESTRA HERENCIA NO VIENE PREDESTINADA GENÉTICAMENTE
 
 
 
 
 
 
 
 
Combatir el InsomnioTRASTORNOS DEL SUEÑO. CÓMO COMBATIR EL INSOMNIO
 
 
 
 
 
 
 
 
la siestaLA SIESTA. UN BUEN MOMENTO PARA RECARGAR ENERGÍA
 
 
 
 
 
 
 
 
puedes dejar de fumar y de ser esclavo del tabacoPUEDES DEJA DE FUMAR Y DE SER ESCLAVO DEL TABACO
 
 
 
 
 
 
 
 
Consejos Para Combatir el Cansancio y la FatigaCONSEJOS PARA COMBATIR EL CANSANCIO Y LA FATIGA
 
 
 
 
 
 
 
 
la importancia de cerrar bien las puertas en la vidaLA IMPORTANCIA DE CERRAR BIEN LAS PUERTAS EN LA VIDA
 
 
 
 
 
 
 
 
La Esencia del Liderazgo y la Metáfora del JardínLA ESENCIA DEL LIDERAZGO Y LA METÁFORA DEL JARDÍN
 
 
 
 
 
 
 
 
La Quiropráctica, la medicina inteligenteLA QUIROPRÁCTICA, UNA MEDICINA INTELIGENTE

 
 
 
 
 
 
 
 
el veganismo y el respeto al mundo que nos rodea EL VEGANISMO Y EL RESPETO AL MUNDO QUE NOS RODEA
 
 
 
 
 
 
 
 
la regla de los 2 minutos LA REGLA DE LOS 2 MINUTOS: LA MANERA MÁS SENCILLA DE ADQUIRIR NUEVOS HÁBITOS Y SER MÁS PRODUCTIVO
 
 
 
 
 
 
 
 
salud e higiene alimentarias SALUD E HIGIENE ALIMENTARIAS. MANUAL DEL BUEN MANIPULADOR DE ALIMENTOS
 
 
 
 
 
 
 
 
Homer Simpson y el sueño polifásicoEL SUEÑO POLIFÁSICO. BUSCANDO OPTIMIZAR NUESTRO CICLO DEL SUEÑO
 
 
 
 
 
 
 
 
La obesidad infantil y la epidemia del siglo XXI LA OBESIDAD INFANTIL Y LA VERDAD DETRÁS DE LA INDUSTRIA ALIMENTARIA
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Consejos Para Combatir el Cansancio y la Fatiga

 

La fatiga, tanto la física como la mental, es la respuesta normal que tiene nuestro cuerpo de relajarse según va transcurriendo el día, preparándose para dormir.

Lamentablemente, esa fatiga suele aparecer a menudo, antes de que llegue la noche, y nos impide realizar nuestras tareas cotidianas. Sin embargo, podemos hacerles frente aplicando una serie de consejos y trucos a nuestra rutina diaria.

En primer lugar, debemos prestar mucha atención a la alimentación que llevamos. Si pretendemos combatir el cansancio físico y mental debemos consumir alimentos que además de mejorar nuestro estado de ánimo puedan mejorar también nuestras reservas de energía.

El desayuno es, sin duda, la comida más importante del día. Un desayuno completo rico en carbohidratos nos ayudará a reponer reservas de energía y mantenerlas durante la jornada.

Esos carbohidratos, junto con las proteínas, deben ser pilares importantes en nuestra dieta. La combinación de proteínas (leche, carne, leguminosas) y carbohidratos (pastas, arroz), favorecen la absorción del triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina, el neurotransmisor que actúa contra el cansancio en nuestro cerebro.

Junto con ellos, el hierro es especialmente importante en nuestra alimentación. Ayuda a transportar el oxígeno en sangre hacia los órganos, manteniéndolos activos y alerta durante más tiempo al cabo del día. Las espinacas, las carnes rojas o el hígado son alimentos ricos en hierro.

No podemos olvidar la importancia del agua en nuestra vida. En ocasiones, nuestro cuerpo puede mostrar síntomas de agotamiento por deshidratación. La falta de agua y de hidratación, reduce el flujo de sangre a las células y órganos, ralentizando su recuperación, haciendo que trabajen más lentamente. Debemos acostumbrarnos a mantenernos hidratados bebiendo la suficiente agua.

Las leches de avena, o las infusiones de lavanda, romero, angélica o guaraná son algunos de los muchos remedios caseros que también pueden ayudarnos a recuperar energías.

Aparte de los hábitos alimenticios, ciertos hábitos en nuestra rutina pueden ayudarnos a no necesitar agotar nuestras reservas de energía de manera acelerada durante el día.
Por ejemplo, practicar ejercicio físico, que a primera vista puede parecer una quema importante de reservas energéticas, nos ayuda a mejorar la circulación sanguínea y a oxigenar cada célula de nuestro cuerpo, aumentando el nivel de energía de los órganos. Unos minutos de ejercicio físico por las mañanas harán que disfrutemos de una mayor cantidad de energía a lo largo del día.

Finalmente, el sueño es una tarea extremadamente importante. Si no dormimos lo suficiente por la noche, el cuerpo no descansa, no recupera y durante el día agotará rápidamente sus reservas de energía. Intentaremos evitar las comidas inmediatamente antes de acostarnos, así como el abuso de cafeínas y teínas que, si bien nos ayudan a combatir el cansancio y aumentan nuestro estado de alerta durante el día, un consumo no responsable puede afectar al sueño.
En el artículo “Cómo Combatir el Insomnio” hablamos de la importancia de dormir adecuadamente, así como de una serie de consejos que ayudarán a aprovechar ese momento de la manera más óptima posible.

En definitiva, una vida sana, buenos hábitos, una buena alimentación con una dieta rica en carbohidratos, proteínas y hierro, nos ayudará a mantener la energía más horas durante el día.

Pero debemos tener en cuenta que en ocasiones, estas pautas no suelen ser suficientes cuando el problema se esconde detrás de una afección médica. Personas que padecen anemias o depresiones (por solo poner un ejemplo), que acarrean un continuo cansancio físico y emocional, necesitan ser tratados específicamente y por especialistas. Sin embargo, estos sencillos consejos y pautas pueden ayudar a mejorar la calidad de sus vidas.

 

 

 

Combatir el Insomnio

Estudios científicos han demostrado que 1 de cada 3 personas mayores de 65 años padece de insomnio. Y esporádicamente, todos los seres humanos y a cualquier edad nos hemos visto afectados por alguna situación de este tipo a lo largo de nuestra vida.

Los trastornos del sueño aparecen cuando más necesitamos recuperar fuerzas o relajarnos, en momentos en los que la ansiedad o el stress contenidos nos impiden poder dormir, situaciones que llevan a nuestro cuerpo a acumular cansancio,  no solo físico sino también a nivel cerebral. Disminuye nuestra capacidad de concentración, nuestros niveles de alerta, emocionalmente nos volvemos más irritables, e incluso altera nuestras funciones fisiológicas.

Por si esto fuera poco, muchas veces los tratamientos que se desarrollan para hacer frente a ello, no son sino productos antidepresivos que a la larga pueden acarrear peores consecuencias y dependencias de por vida.

Hoy en día, existen diferentes alternativas naturales para combatir el insomnio. Entre ellas, las terapias psicológicas son las que mejores resultados están dando.

En el artículo de hoy vamos a conocer, de la mano del psicologo Richard R. Bootzin la “Terapia de Control de los Estímulos”.

Esta terapia se sustenta en la idea de aprender a crear una fuerte relación entre la cama y el sueño. O mejor dicho, aprender a desconectar lo que es la cama de todo aquello que no esté relacionado con dormir.

El ser humano tiende a adquirir hábitos no del todo óptimos, y en lo relativo al sueño, inconscientemente aprendemos a relacionar la cama con cosas que no tienen nada que ver con descansar, como pueda ser leer o ver la televisión. Por eso, muchas veces cuando vamos a la cama no tenemos esta disposición que nos pueda facilitar conciliar el sueño.

Basándose en esa idea, la Terapia de Control de los Estímulos propone una serie de consejos para erradicar las situaciones de insomnio:

No utilizar la cama para otra cosa que no sea dormir (y naturalmente, el sexo, claro). Cualquier actividad que no esté relacionada con el sueño, como leer, ver la televisión o hablar por teléfono crean asociaciones negativas para nuestros catalizadores del sueño.

Levantarse siempre a la misma hora, independientemente del sueño que tengamos. Una vez nos hayamos habituado a ese horario, nuestro organismo se habituará a un ritmo constante de sueño y nos resultará más sencillo dormir.

Evitar dormir con demasiada luminosidad. Esto provoca desequilibrios hormonales que influyen negativamente no solo en nuestras fases del sueño, sino también en aspectos fisiológicos que pueden acarrear consecuencias como la diabetes o la obesidad.

Asimismo, evitar las siestas por el día. Si descansamos lo suficiente durante la noche, no es necesario dormir entre horas. Si caemos en esta mal adquirida rutina, nos será más difícil encontrar nuestro ritmo de sueño apropiado.

Acostarse solo cuando tengamos sueño. Si después de estar 15 minutos en la cama somos incapaces de conciliar el sueño, es conveniente levantarse y dirigirnos a otra habitación y ponernos cómodos. Una vez vuelva el sueño, volveremos a la cama. Si aun así, una vez de nuevo en la cama seguimos sin poder dormir, volveremos a repetir la operación, tantas veces como sea necesario.
Lo peor es entrar en estados de ansiedad y comenzar a dar vueltas en la cama, de un lado para otro,  que lo único que hace es provocar un mayor estado de stress y dificultarnos cada vez más el poder dormir.

La cafeína o el ejercicio físico son activadores de nuestro sistema nervioso, aumentan nuestra excitación y nuestros niveles de stress, impidiendo que podamos relajarnos lo suficiente para conciliar el sueño. Intentaremos evitar toda cafeína y ejercicio intenso en las horas antes de ir a acostarnos.

Por último, cualquier técnica de relajación es ideal para combatir el insomnio. No hay mejor método para conciliar el sueño que aquel que te ayuda a relajarte

 

 

 

No Estamos Predestinados Genéticamente

Desde que eramos niños hemos venido escuchando afirmaciones y sentencias categóricas sobre nuestra herencia genética, y hemos crecido inconscientemente esperando la llegada de ese destino nuestro, de aquellas imperfecciones de nuestros mayores o de aquellas patologias que habían padecido.

Si mi padre era calvo y pequeño, tarde o temprano yo acabaría pequeño y sin un solo pelo.

Si mi madre era obesa, yo acabaría engordando antes de llegar a los 30.

Si mis abuelos y mis tios habían sufrido dolencias cardícas, algún repentino infarto me sorprendería en el momento menos pensado.

Estudios recientes han confirmado la teoría de que determinados hábitos alimenticios durante el embarazo pueden aliviar enfermedades futuras en el bebé. Pero aun habiendose podido perder esa primera oportunidad intrauterina en el vientre de nuestra madre, también es posible evitar ciertas patologías durante el transcurso del resto de toda nuestra vida.

Pero antes de ninguna otra cosa debemos rechazar y deshacernos de todos esos paradigmas que nos han grabado a base de insistencia en nuestra cabeza. Siempre es posible evitar, en mayor o menor medida, las patologías o deficiencias que llevamos en nuestros genes.

Toda persona que se mantiene físicamente activa puede reducir las posibilidades de acumular peso, aun cuando se trate de una persona geneticamente predispuesta a ser obesa.

De ahí que la epidemia actual de obesidad en el mundo de las ultimas décadas no se trate de ningun resultado de cambios en los genes, sino que se debe exclusivamente a cambios en los hábitos.

Del mismo modo, una dieta sana puede combatir eficientemente al gen asociado con las enfermedades cardíacas.

El genotipo de alto riesgo se suaviza con dietas sanas a base de frutas y verduras, actividad física y dejando de lado el consumo de alcohol o tabaco.

Un dato a tener en cuenta es que patologías como la obesidad o la diabetes son más frecuentes en poblaciones pobres en medios y en educación, lo que indica que hay factores NO GENÉTICOS  que afectan de manera muy importante a la salud.

Por tanto, es recomendable un estilo de vida saludable y con buenos hábitos alimenticios para todos y cada uno de nosotros, independientemente de nuestros antecedentes genéticos. Pero esto cobra una importancia mucho más vital cuando está en nuestra mano el poder evitar ciertas enfermedades y patologías a nuestros pequeños  y poder ofrecerles una calidad de vida mucho mayor que la que nos haya podido tocar a nosotros.

Una buena parte de la calidad del futuro de nuestros hijos puede estar en nuestras manos y en cómo los cuidamos desde sus primeros años.  Es una gran oportunidad que se nos brinda  y no deberíamos desperdiciarla.

 

 

 

alimentación sana y natural

Unos buenos hábitos en la alimentación y en el desarrollo de nuestras actividades cotidianas pueden ayudarnos a prevenir muchas de las patologías más habituales que conocemos hoy en día.

Cuando nos levantamos por las mañanas, en primer lugar debemos intentar hacerlo con tiempo suficiente para cumplir con nuestra rutina, evitando que nuestra mente se acelere demasiado y comience el día con prisas e imágenes negativas. Imaginarnos conduciendo peligrosamente o llegando tarde a nuestro trabajo o saliendo de casa sin poder desayunar como esperamos, sólo conducen a amanecer con malestar, frustración y actitud negativa.
Conviene madrugar y desperezarse unos minutos antes, para empezar el día en un ambiente positivo, estando bien tranquilos y relajados.
Ayudaremos también a nuestra mente con respiraciones profundas y conscientes siempre que podamos, para liberar tensiones y estar bien oxigenados en todo momento.
El mejor desayuno es aquel a base de cereales integrales, ricos en hidratos de carbono de lenta asimilación y que nos permitirán mantener la energía durante la mañana. También es ideal a fruta, siempre que nos apetezca.

En todas y cada una de las comidas debemos tener mucho cuidado al masticar. Hacerlo conscientemente y hasta deshacer literalmente los alimentos. No solo ahorraremos gran parte de la mucha energía que consume nuestro cuerpo haciendo la digestión (es uno de los procesos biológicos que más energía de nuestras reservas consume), sino que además le estaremos proporcionando la mayor fuente natural de agua: La saliba, en una cantidad que se acerca a los 2 litros y medio al día siempre y cuando mastiquemos correctamente. Sumando a esto la cantidad de agua que bebemos y el agua que contienen los alimentos que consumimos, toda esa cantidad de agua hará que nuestro organismo este perfectamente hidratado en todo momento.
Debemos poder dar a cada comida un entorno agradable donde hacerlo, un lugar con pocos ruidos, tranquilo y acogedor. El verdadero valor nutricional de una comida esta en equilibrar el alimento con el sentimiento. Debemos ser capaces de disfrutar penamente de cada bocado que tomamos a la vez que estar agradecidos por ello.

Las cenas, en la medida de lo posible, deberán hacerse lo suficientemente antes de acostarnos y deberían ser más ligeras que las comidas, fundamentalmente porque el hígado trabaja con menor intensidad a medida que van pasando las horas del día y la digestión puede llevar más tiempo, y no es conveniente hacer la digestión cuando ya estamos dormidos, porque se descansa peor y a la mañana siguiente el cuerpo se levanta inevitablemente apagado.

Se recomienda dormir con la ventana abierta, tanto en verano como en invierno, y realizar respiraciones conscientes y profundas una vez nos disponemos a descansar. Resulta especialmente interesante realizar ejercicios de conciencia corporal (sentir el cuerpo). Un cuerpo bien relajado ayudará al cuerpo a reponerse del desgaste de toda su actividad diaria y le hará recuperar toda su energía.

Si fortalecemos nuestro cuerpo con estos hábitos, comiendo de la forma más simple y lo más natural posible, nuestra salud sentirá una notable diferencia.