desarrollo emocional

All posts tagged desarrollo emocional

 
cómo crear buena suerte en tu vida
 
 
Decía Alex Rovira en su libro “La Buena Suerte”:

Crear Buena Suerte es preparar las circunstancias a la oportunidad.
Pero la oportunidad no es cuestión de suerte o azar: ¡siempre está ahí!

 
Una de las cosas que más le cuesta al ser humano entender respecto a su destino, es que depende en su inmensa mayoría de su actitud y de cómo afronta cada paso que le lleva hasta ese destino.
Hoy hemos querido venir con los que consideramos más importantes fundamentos a la hora de salir a buscar y a CREAR NUESTRA SUERTE.
 

Enfócate en aquello que deseas

En primer lugar y antes de todo, no podemos pretender alcanzar el éxito en cualquier aspecto de nuestra vida si vamos sin un rumbo bien establecido y dando palos al agua. Además de consumir nuestras energías, debemos tener siempre bien definido nuestro camino y todos y cada uno de los pasos que queremos dar. Podremos ir cambiando nuestra hoja de ruta sobre la marcha según se vayan modificando las circunstancias, pero debemos evitar en la medida de lo posible todo tipo de improvisación. Nuestra mente subconsciente se mostrará más activa y productiva si tenemos las cosas claras y nos ayudará a enfrentar los posibles obstáculos que se puedan presentar.
 

Sé perseverante

No tengas la menor duda de que la persistencia es una de las más importantes cualidades que van a marcar la diferencia entre lo que deseas y lo que realmente obtienes. Además, dado que será probable que aparezcan una serie de obstáculos en tu camino, tu perseverancia hará que te mantengas firme ante esos imprevistos.
 

Aporta valor

Realmente existen sólo dos opciones con respecto a este aspecto. O aportas valor, o restas valor. O haces las cosas eficientemente de manera que sean valoradas o estarás perdiendo tu tiempo y malgastando tus fuerzas.
 

Sorprende y déjate sorprender

Íntimamente relacionada con la idea de aportar valor a aquello que haces, busca cómo sorprender a la hora de dar cada paso al éxito. Y la mejor manera para ello es, sin duda, sorprenderte primero tú mism@. Haz que disfrutes con el proceso.
Cuando algo verdaderamente te importa, lo sientes más intensamente, y genera mayor poder de atracción y atención. Y no sólo para uno mismo, sino también para los demás.
Nuestro inconsciente trabaja de una manera un tanto especial. Y para hacerlo trabajar a su máxima potencia debemos conseguir sorprenderle. Es algo así como cuando te compras un coche nuevo que te gusta porque no está muy demandado y en cuanto lo has adquirido, ¡te encuentras ese mismo modelo por todas partes! O cuando te quedas embarazada y a los pocos días sientes que acaba de desatarse una epidemia de embarazadas…
No es que hayan cambiado las circunstancias en cuestión de días. Eso todo es sólo fruto de nuestro inconsciente sorprendiéndose…
 

Vive el cambio y disfruta de esa vivencia

Si además de sorprenderte, consigues disfrutar el proceso, tendrás la suerte de tu lado. Cuando disfrutas, cualquier esfuerzo parece menor y toda la maquinaria interna de nuestra mente se pone en funcionamiento a su máxima potencia. Haz que tu camino al éxito sea un bonito recuerdo el día de mañana.
 

“La mejor razón para fijar una meta es lo que recibes de ella al querer lograrla”

(Jim Rohn)


Decisión

No muestres dudas a la hora de salir en busca de tu suerte. Muestra decisión y una actitud positiva, y verás cómo la mayor parte de los obstáculos desaparecen. Para ello, debes tener bien claro el camino que debes seguir y mantenerte enfocado hacia él.
Además, al mostrarte decidido tu inconsciente, disfrutando y relajado, te irá mostrando a tu alrededor nuevas oportunidades que antes ni siquiera habías sido capaz de ver.
 

Simplifica

Ya hemos dicho en alguna otra ocasión que no somos superhéroes.
No quieras alcanzar más de lo que eres capaz de buenas a primeras. Todo llegará a su debido tiempo y necesitas un periodo de aclimatación.
Igual que un piloto de fórmula uno comienza su carrera con los Karting y la fórmula 3000, tus objetivos deberás alcanzarlos poquito a poco. Más pronto que tarde la suerte te irá llegando. Pero sé paciente, no vaya a ocurrirte lo del cuento de la lechera.
 
Por último, pero no por ello menos importante, confía en tus posibilidades y cree firmemente en ellas. Podrás encontrar una serie de obstáculos, pero no desistas. El universo, tu inconsciente o aquella fuerza natural en la que creas te hará encontrar el camino correcto a tus metas y a tu buena suerte.
 
El siguiente video de Elsa Punset en “El Hormiguero”explica un poquito cómo deberíamos actuar cada día en busca de nuestra particular buena suerte.
 
 


 
 

 
ley de parkinson Dilbert
 
Estrechamente ligada con la procrastinación o “la acción de postergar lo que uno debe hacer para dedicarse a otras actividades más triviales y apetecibles”, la Ley de Parkinson, formulada por Cyril Northcote Parkinson en 1957 es, junto con el Principio de Pareto (al que también dedicamos este otro artículo), una de las leyes fundamentales de la productividad.
 
Aplicada a prácticamente todos los ámbitos de nuestra vida, esta ley establece que todo trabajo se expande hasta llenar el tiempo que se dispone para llevarlo a cabo.
 
Dicho en otras palabras, cuando sabemos que disponemos de tiempo suficiente para hacer las cosas, inconscientemente nuestro cerebro se relaja, encontramos distracciones o empezamos a dedicar más tiempo a otras cosas menos urgentes.
 
Por ende, el tiempo que dedicamos a cualquier asunto de nuestra vida tiende a ser inversamente proporcional a su importancia real.
 
Qué podemos hacer para evitar esta falta de productividad en nuestra vida?
 
 
1. En primer lugar debes considerar la idea de que no eres un superhéroe: hay que hacer las cosas de una en una. De lo contrario, intentando ser más productivo haciendo muchas cosas al mismo tiempo no harás ninguna de manera óptima.
 
2. Aprende a establecer prioridades. Saber decir NO resulta imprescindible. Habrá muchos temas que te van a robar mucho tiempo y no te conducen a ninguna parte. Céntrate en aquello verdaderamente importante.
 
3. Elabora tu mapa de ruta. haz listas de esas tareas importantes la víspera o a primera hora de la mañana. De esta manera tendrás presente en todo momento en qué aspectos y tareas concentrarte y no perderás el tiempo en aquellas cosas menos relevantes.
 
4. Divide las tareas en períodos de tiempo no superiores a 1 hora y prémiate por objetivos cada vez que tomes un descanso (tomándote una ducha relajante, preparando un delicioso postre, viendo un capítulo de tu serie favorita…). Pero sólo como premio a tus objetivos y al cumplimiento de esas tareas.
De esta manera conseguirás aprovechar más el tiempo que dediques a cada cosa y te resultará más gratificante.
 
5. Ponte fechas límite muy ajustadas. de manera inconsciente y natural, cuanto menos tiempo dispones, más se centra tu cerebro en lo verdaderamente importante, dejando de lado lo superfluo y menos relevante.
 
De esta manera, mejora la productividad, la concentración y lleva a disfrutar de todo aquella tarea llevada a cabo. Eso deriva, en último término, en un aumento de la autoestima y de la satisfacción personal, lo que alimenta nuevamente todo el proceso.
 
 
En lo que respecta a la Ley de Parkinson aplicada a la economía, esto también se refleja en el modo en que los gastos tienden a aumentar hasta cubrir los ingresos. Este es uno de los motivos por los cuales muchas personas, a pesar de encontrar mejores puestos de trabajo mejor remunerados, se encuentran una y otra vez con las mismas dificultades de dinero a final de mes.
 
El siguiente vídeo es un fragmento del programa de Redes titulado “Somos Predeciblemente Irracionales”, en el que Dan Ariely, catedrático de psicología y conductas económicas por el MIT, expone alguno de los fundamentos y consecuencias de la Ley de Parkinson y la procrastinación en nuestras vidas.
 
 


 
 

 
el pensamiento irracional
 
Los pensamientos irracionales son reacciones espontáneas y automáticas por parte de nuestro inconsciente, generalmente involuntarias, que dan lugar a mensajes y diálogos internos de enorme carga emocional, y que afectan en mayor o menor medida a nuestras decisiones ante todo aquello que nos rodea.
 
Forjados en su mayor parte desde la infancia, etapa de la vida en la que todavía no hemos desarrollado una capacidad de análisis solida, suelen estar estrechamente relacionados con viejos paradigmas y creencias heredadas.
 
No solo no nos hacen ningún bien, sino que la mayor parte de las veces condicionan nuestras mejores decisiones sin motivos coherentes.
 
A pesar de no ser fieles a la realidad, puesto que no son fruto de un acto de reflexión y análisis objetivos, tienen el increíble poder de ser creídas con facilidad, de exagerar la magnitud, importancia o consecuencias de las situaciones en las que se generan.
 
Fruto de un pensamiento irracional son esas frases que en alguna ocasión han bombardeado nuestra cabeza:
 
“No sirvo para nada”
“Jamás seré feliz si no tengo dinero”
“Seguro que le caigo mal a tu familia”
“Todo lo que estoy pasando es culpa de…”
“¿Y si la desgracia que está pasando él me llegara también a mí?”

 
 
El victimismo, la sobregeneralización o culpabilidad son términos tremendamente subjetivos, y son el foco de todos aquellos pensamientos que nos están haciendo daño.
 
 
¿Cómo podemos hacer frente a nuestro pensamiento irracional?
 
En primer lugar y, lo más importante de todo, debemos creer en nuestras posibilidades y confiar en nuestra intuición, enfrentándonos con decisión a esos miedos que provocan tales situaciones y pensamientos internos.
 
Debemos intentar desdramatizar. Hacer balance del pasado y examinar si algo parecido había ocurrido antes. ¿Qué consecuencias tuvo? ¿Realmente fue tan malo?
Hay que razonar y analizar las situaciones objetivamente. Valorar las distintas probabilidades de todo aquello que pueda derivar de nuestra decisión y ante todo, nunca adelantar acontecimientos.
Y es que, ya deberíamos saber que muy pocas veces las cosas pueden resultan tan negativas como nuestra mente es capaz de imaginar. La Ley de Murphy sólo existe en la medida que creamos en ella.
 

“El hombre no se ve distorsionado por los acontecimientos,
sino por la visión que tiene de ellos”
                                                                                                                                                                                                                                                              (Epicteto)
 
 

 
el vendedor más grande del mundo (por Og Mandino)
 
En esta obra, de fácil lectura y bonita enseñanza, el autor relata la historia de un vendedor ya anciano que intenta transmitir sus conocimientos a un discípulo a través de diez pergaminos que contienen principios para lograr el éxito en el arte de vender.

“Clavaré mi vista en aquellos objetivos que pretendo alcanzar,
aunque siempre me parezcan lejanos,
porque al final del desierto, siempre crece la hierba”

 
Pilar imprescindible para adquirir las habilidades necesarias en la vida, no solo para aquellos que se dedican a las ventas, sino para todos y cada uno de nosotros. Ya que de, alguna manera, todos vendemos algo. Bien sea un producto, bien seamos nosotros mismos…
 
El artículo Perseverando Hasta Triunfar narra un fragmento de esta obra, altamente recomendable.
 
 
Si lo deseas, puedes adquirirlo en la Tienda de Amazon pinchando sobre la imagen o directamente desde el siguiente link
 
El Vendedor más Grande del Mundo (por Og Mandino)
 
 

 
el síndrome del lucio
 
En un experimento llevado a cabo en una enorme acuario con una serie de lucios , que son unos peces carnívoros capaces de comer gran número de pequeños pececillos cada vez que abren la boca, un grupo de investigadores aislaron a uno de ellos a un lado de la pecera, separándolo del resto de peces, de los grandes y de los pequeños, por un cristal transparente.
 
Durante un tiempo, el lucio intentó comer algunos de aquellos peces que nadaban frente a él, pero cada vez que abría su boca, golpeaba contra aquel cristal y lo único que sentía era dolor.
 
Pronto, el lucio dejaría de intentar cazar siquiera.
 
Una vez que había desistido, los investigadores retiraron el cristal que dividía la pecera y le separaba de todos aquellos peces. Pero él, para entonces, había llegado a creer que era imposible comer peces, y a pesar de nadar junto a ellos, ni siquiera intentó abrir la boca para comer. Porque en su cerebro se había implantado una sensación de dolor cada vez que lo intentaba, y la creencia de que de esa manera no podría nunca comer.
 
De lo que el Lucio no se dio cuenta es de que él seguía actuando como si las condiciones en aquella pecera fueran las mismas, cuando en realidad, se habían producido ciertos cambios que quizá hubieran hecho posible que en el presente los mismos actos pudieran dar lugar a resultados diferentes. Pero el lucio no solo no lo intentó una vez más, sino que finalmente se dejó morir de hambre.
 
El ser humano, como aquel lucio, presenta una serie de conductas y pensamientos que en infinidad de ocasiones se establecen en base a experiencias pasadas. Nuestro miedo al cambio, o el miedo a salir de nuestras zonas de confort, nos impide tomar decisiones coherentes y nos aferramos a la imposibilidad de gran número de cosas, sólo por el hecho de que en el pasado los resultados hayan sido negativos en esos ámbitos, sin ni siquiera haber constatado que las condiciones que se dan, puedan o no ser las mismas que se dieran entonces.
 
Hoy en día, el hecho de que ciertas creencias, la mayor parte de las veces equivocadas, se arraiguen en nuestro cerebro y no seamos capaces de hacerles frente porque la historia nos hace creer que son imposibles, se conoce como el Síndrome del Lucio.
 
No nos damos cuenta de que a nuestro alrededor todo cambia. Incluso nosotros mismos cambiamos como consecuencia de las experiencias que tenemos en la vida. Por eso, antes de tomar por cierta cualquier repuesta a nuestros deseos, debemos tener en cuenta si las condiciones que se dan son las mismas que aquellas que nos impidieron alcanzar esos mismos deseos en el pasado.
Y es que, como el lucio, nosotros también dejamos pasar nuestras mejores oportunidades sin darnos cuenta de que muchos de aquellos cristales que nos separaban de nuestros objetivos, han desaparecido.
 
No queramos actuar como aquel lucio y rendirnos ante aquello que creemos conocer. Vivamos el cambio y avancemos tomando decisiones.
 
 

 
El Poder del Subconsciente, Creer es Poder
 
Nuestra mente tiene la capacidad de crear ideas que transmite a nuestro cuerpo y hace que éste último reaccione ante ellas, a pesar de no tratarse de realidades. Dicho de otra manera, podemos llegar a hacer creer a nuestro cuerpo cosas y situaciones que sólo imaginamos, si la fuerza en la que las pensamos es lo suficientemente grande.
 
Para ilustrar esta idea hemos querido traer hoy un ejercicio de meditación. Escúchalo y sigue las instrucciones durante los 5 minutos que te llevará aplicarlo. Es un ejercicio de imaginación que te demostrará la importancia de un pensamiento positivo, las ventajas de una visualización de nuestros deseos o metas, y de la reacción física y respuesta de nuestro cuerpo a dichos estímulos.
 
 
ESCUCHAR EJERCICIO DE SUGESTIÓN
(si lo prefieres, puedes descargarlo mientras se reproduce, con botón derecho sobre la tecla del reproductor, y guardando el archivo como…)
 
 
El significado de este ejercicio es bien simple: nuestros pensamientos ejercen un enorme poder para sugestionar nuestro inconsciente.
 
Nuestra mente gobierna nuestro cuerpo. Pero nosotros, con nuestros pensamientos, somos capaces de influir y gobernar sobre nuestra parte subconsciente.
 
Del mismo modo, adoptando una mentalidad positiva, influiremos positivamente en los medios que nuestro inconsciente decida poner a nuestro alcance.
 
 

nada es imposibleLO IMPOSIBLE NO EXISTE. ES SOLO UNA BARRERA MENTAL
 
 
 
 
 
 
 
 
programando tu vida para el éxitoPROGRAMANDO TU VIDA PARA EL ÉXITO
 
 
 
 
 
 
 
 
la creatividad fuente inagotable de riquezaLA CREATIVIDAD, FUENTE INAGOTABLE DE MOTIVACIÓN Y FELICIDAD
 
 
 
 
 
 
 
 
venciendo a la adversidadVENCIENDO A LA ADVERSIDAD CON PENSAMIENTOS POSITIVOS PARALELOS
 
 
 
 
 
 
 
 
se agua amigo mioSÉ AGUA, AMIGO MÍO
 
 
 
 
 
 
 
 
renovarse o morirRENOVARSE O MORIR (O LA FÁBULA DEL ÁGUILA)
 
 
 
 
 
 
 
 
autocontrol emocionalAUTOCONTROL EMOCIONAL. EL CONTROL SOBRE NUESTRO PENSAMIENTO
 
 
 
 
 
 
 
 
fabula del Aguila y las GallinasTU PENSAMIENTO ES LO QUE TÚ ERES
 
 
 
 
 
 
 
 
la visualizacion creativaLA VISUALIZACIÓN CREATIVA
 
 
 
 
 
 
 
 
disciplinaAUTODISCIPLINA. LA CAPACIDAD PARA CUMPLIR NUESTROS OBJETIVOS
 
 
 
 
 
 
 
 
autoestimaLA AUTOESTIMA. POTENCIA LA CONFIANZA EN TÍ MISMO
 
 
 
 
 
 
 
 
La partida de pokerEL FACTOR MIEDO. EL OBSTÁCULO EN UNA BUENA PARTIDA DE POKER
 
 
 
 
 
 
 
 
oportunidadHOY PUEDE SER EL DÍA. AFRÓNTALO CON DECISIÓN
 
 
 
 
 
 
 
 
nunca te rindasNUNCA TE RINDAS. LA BATALLA QUE SE PIERDE ES AQUELLA QUE SE ABANDONA
 
 
 
 
 
 
 
 
la historia del carpinteroEL TRABAJO EN EQUIPO (O LA HISTORIA DEL CARPINTERO)
 
 
 
 
 
 
 
 
la música como terapiaLA MÚSICA COMO TERAPIA
 
 
 
 
 
 
 
 
Lecciones de humanidad del reino animalLECCIONES DE HUMANIDAD DEL REINO ANIMAL
 
 
 
 
 
 
 
 
El Mapa del TesoroEL MAPA DEL TESORO
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejora tu Humor Aumentando la Velocidad de PensamientoMEJORA TU HUMOR AUMENTANDO LA VELOCIDAD DE PENSAMIENTO
 
 
 
 
 
 
 
 
puedes dejar de fumar y de ser esclavo del tabacoPUEDES DEJAR DE FUMAR Y DE SER ESCLAVO DEL TABACO
 
 
 
 
 
 
 
 
El Dinero y la Espiritualidad son Naturales al Ser HumanoEL DINERO Y LA ESPIRITUALIDAD SON COMPATIBLES CON EL SER HUMANO
 
 
 
 
 
 
 
 
Buscando la Manera Más Efectiva de Afrontar y Alcanzar Nuestros Objetivos y MetasBUSCANDO LA MANERA MÁS EFECTIVA DE AFRONTAR Y ALCANZAR NUESTROS OBJETIVOS
 
 
 
 
 
 
 
 
cual es la verdadera prosperidad¿CUÁL ES LA VERDADERA PROSPERIDAD?
 
 
 
 
 
 
 
 
La onicofagia, el hábito de morderse las uñasMORDERSE LAS UÑAS. UN TRASTORNO POSIBLE DE SUPERAR
 
 
 
 
 
 
 
 
El Grupo de los GanadoresEL GRUPO DE LOS GANADORES
 
 
 
 
 
 
 
 
perseverar hasta triunfarPERSEVERANDO HASTA TRIUNFAR
 
 
 
 
 
 
 
 
Sembrando, regando y enriqueciendo nuestras relaciones personalesSEMBRANDO, REGANDO Y ENRIQUECIENDO NUESTRAS RELACIONES PERSONALES
 
 
 
 
 
 
 
 
la importancia de cerrar bien las puertas en la vidaLA IMPORTANCIA DE CERRAR BIEN LAS PUERTAS EN LA VIDA
 
 
 
 
 
 
 
 
La Autosuperación (Historia de las 4 Semillas)LA AUTOSUPERACIÓN (Y LA HISTORIA DE LAS 4 SEMILLAS)
 
 
 
 
 
 
 
 
La Incubación de Sueños, la Manera más Eficaz de Consultar con la AlmohadaLA INCUBACIÓN DE SUEÑOS, LA MANERA MÁS EFECTIVA DE CONSULTAR CON LA ALMOHADA
 
 
 
 
 
 
 
 
Creemos lo que Sentimos. La Realidad Relativa y la Parábola de la Caverna de PlatónCREEMOS LO QUE SENTIMOS: LA REALIDAD RELATIVA Y LA PARÁBOLA DE LA CAVERNA DE PLATÓN
 
 
 
 
 
 
 
 
El Poder del Subconsciente, Creer es PoderEL PODER DEL SUBCONSCIENTE: CREER ES PODER (Y UN EJERCICIO DE SUGESTIÓN)
 
 
 
 
 
 
 
 
La Esencia del Liderazgo y la Metáfora del JardínLA ESENCIA DEL LIDERAZGO Y LA METÁFORA DEL JARDÍN
 
 
 
 
 
 
 
 
El Principio de Pareto o proporción del 80-20EL PRINCIPIO DE PARETO, LA PROPORCIÓN 80-20 Y SUS APLICACIONES EN EL DESARROLLO PERSONAL
 
 
 
 
 
 
 
 
La Navaja de Ockham o Principio de Economía o SimplicidadLA NAVAJA DE OCKHAM Y EL PRINCIPIO DE SIMPLICIDAD
 
 
 
 
 
 
 
 
el síndrome del lucioEL SÍNDROME DEL LUCIO Y CÓMO EVITAR UNA DERROTA ANUNCIADA
 
 
 
 
 
 
 
 
anillo de oroEL VERDADERO VALOR DE LAS COSAS Y EL SÍNDROME DEL LUCIO
 
 
 
 
 
 
 
 
Cómo Gestionar Eficazmente Nuestro TiempoCÓMO GESTIONAR CORRECTAMENTE NUESTRO TIEMPO Y EL CUENTO DE AS GALLINAS QUE SE ESCAPABAN DEL CORRAL
 
 
 
 
 
 
 
 
los 5 tipos de soñadoresLOS 5 TIPOS DE SOÑADORES DE SUEÑOS Y EL ERROR DE SOÑAR SUEÑOS PASADOS
 
 
 
 
 
 
 
 
cómo afecta el calor y el verano a nuestro estado de ánimoEL VERANITO, EL CALOR Y CÓMO LOS MESES ESTIVALES PUEDEN AFECTAR A NUESTRA SALUD Y ESTADOS DE ÁNIMO
 
 
 
 
 
 
 
 
el pensamiento irracionalEL PENSAMIENTO IRRACIONAL, NUESTRO PEQUEÑO GRAN ENEMIGO
 
 
 
 
 
 
 
 
Los 6 grados de separación y el poder de las redes en nuestra vida LA TEORÍA DE LOS 6 GRADOS DE SEPARACIÓN Y LA IMPORTANCIA DE LAS REDES EN NUESTRA VIDA
 
 
 
 
 
 
 
 
cómo crear buena suerte en tu vida SIETE FUNDAMENTOS PARA CREAR SUERTE EN TU VIDA
 
 
 
 
 
 
 
 
el veganismo y el respeto al mundo que nos rodea EL VEGANISMO Y EL RESPETO AL MUNDO QUE NOS RODEA
 
 
 
 
 
 
 
 
cisne negro LA IMPORTANCIA Y TRASCENDENCIA DE LO ALTAMENTE IMPROBABLE: LOS CISNES NEGROS
 
 
 
 
 
 
 
 
efecto mariposa y teoría del caos EL EFECTO MARIPOSA, LA TEORÍA DEL CAOS Y LAS CAUSALIDADES EN NUESTRA VIDA
 
 
 
 
 
 
 
 
la regla de los 2 minutos LA REGLA DE LOS 2 MINUTOS: LA MANERA MÁS SENCILLA DE ADQUIRIR NUEVOS HÁBITOS Y SER MÁS PRODUCTIVO
 
 
 
 
 
 
 
 
encontrar tu verdadera pasion es la unica llave para tu felicidad VIVIR CON PASIÓN Y EL SECRETO DE LA VERDADERA FELICIDAD
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
La Escucha Activa y La Conciencia Plena Comunicativa
 
Uno de los problemas más comunes en las relaciones personales en este siglo XXI no es otro que la falta de comunicación que sufrimos, sobre todo debido a que hoy en día no somos capaces de escuchar a los demás, que no es sino el aspecto más importante de toda comunicación.
 

“El gran Arquitecto del Universo
hizo al hombre con dos orejas y una boca,
para que así escuche el doble de lo que habla”

                                                                                          (proverbio chino)

 
En plena Era de la Revolución de las nuevas tecnologías, hemos aprendido a interactuar con las personas a través de dispositivos móviles, pantallas de ordenador, y servicios de mensajerías instantáneas, lo que ha provocado que quitemos gran importancia al acto de escuchar, imprescindible en toda buena comunicación.
 
La escucha activa consiste en saber entender la comunicación desde el punto de vista  de la persona a la que escuchamos. No se basa simplemente en oir, sino en ponernos en su lugar y entender qué es lo que realmente la otra persona piensa y siente al respecto.
 
La escucha activa es dar sentido a lo que se oye. Pero también es dar sentido a lo que se ve, al cómo se ve y al cómo se oye. El tono con el que nos hablan, los gestos, la fluidez, tienen una fuerza casi mayor que lo que se dice, y permite al receptor interpretar y entender mejor el contenido del mensaje, las ideas o pensamientos que subyacen tras cada palabra. En ultima instancia, debemos casi ponernos en el lugar de la otra persona para conocer los hechos tal y como ella nos los cuenta.
 
Debemos ser capaces de prestar atención constante, haciendo ver que sentimos interés por lo que nos cuentan. Mirar directamente a sus ojos de vez en cuando (no en exceso), asintiendo con la cabeza, y evitando las miradas perdidas y faltas de concentración, o distracciones, que actuarían como jarros de agua fría sobre nuestro acompañante.
 
Para que la comprensión sea efectiva, debemos asegurarnos de que nuestras interpretaciones son correctas, preguntando, si fuera necesario, aquellas cuestiones que necesitemos aclarar. Con este simple acto le haremos llegar el mensaje de que nos preocupa e interesa lo que dice y que estamos atentos a esa conversación que nos une. Y hará que se muestre más receptivo, creando una comunicación aún más directa.
 
Repetir sus frases o palabras importantes, intercalar textos de refuerzo como “te refieres a…” o “quieres decir que…”, asentir con la cabeza o  mostrar un tono agradable de voz harán que a conversación fluya inconscientemente, que el interlocutor se sienta apreciado y disfrute charlando contigo.
 
Sin embargo, en el intento de hacer llegar a nuestro emisor el mensaje de interés que pretendemos, debemos evitar errores tan graves como interrumpir en mitad de su exposición, u ofrecer soluciones prematuras. El “Síndrome del Experto” puede hacer que una conversación distendida acabe en desastre y perdamos toda confianza por parte del hablante.  Además, los juicios personales y prejuicios (que todos tenemos) pueden hacernos adoptar conclusiones desacertadas. En el momento que sintamos que nuestros prejuicios hacen aparición, haremos un esfuerzo extra por escuchar “las palabras” más allá de escuchar únicamente a “la persona”. Es lo que se denomina Percepción Selectiva: Vemos y encontramos aquello que andamos buscando.
 
El hecho de mostrar interés no significa que debamos estar de acuerdo con el hablante. La escucha activa no consiste en dar la razón, sino en conseguir una comunicación eficaz, estemos o no estemos de acuerdo con aquello que se dice.
 
Siempre podemos dar una opinión personal, con aportaciones como “a mi modo de ver…” o “personalmente…”, pero nunca con verdades universales. A nadie le gusta que le lleven la contraria en una conversación.
 
Y por supuesto evaluar el momento y la situación o la compañía en la que nos encontremos, dependiendo de cómo pueda transcurrir la comunicación. Si es momento de elogiar a una persona, será tremendamente gratificante para nuestro interlocutor que se encuentre rodeado de personas cercanas y significativas en su vida. En cambio, si se trata de enfrentar opiniones dispares, hacer una crítica o dar solución a un problema en común, pedir explicaciones, etc, deberíamos esperar a estar a solas con él, para evitar posibles situaciones embarazosas para ninguno.
 
En el siguiente video se explica cómo escuchar de manera eficiente y activa. Esperamos te sea útil de cara a futuras conversaciones.
 


 
 

 
Feliz 2013, cargado de iusiones, sueños y metas por alcanzar
 
Las Navidades, más allá de esas fechas en las que uno comparte una mesa, unos alimentos y unos recuerdos rodeado de sus seres queridos, resulta la mejor oportunidad para hacer un balance de cómo vamos finalizando el año. De todos los propósitos que teníamos para él, de lo que hemos conseguido y de lo que todavía tenemos a mitad de camino.
 
Siempre, con el año nuevo, surge la motivación d afrontar esos retos que tenemos pendientes: “este año tengo que dejar de fumar”, “mañana mismo me apunto al gimnasio”, “tengo que aprender inglés de una vez”, “quieres casarte conmigo?”…
 
Todos tenemos retos en nuestra vida. Siempre. Y son estos los que hacen de nuestro día a día una experiencia emocionante. El conocer el camino que quieres dar a tu vida sabiendo lo que buscas alcanzar, te hace disfrutar de la experiencia de vivir. Lo que ocurre es que muchas veces no sabemos identificar aquello que nuestro inconsciente desea lograr.
 
Por eso, merece la pena detenerse unos minutos en estos días de trajín y pararse a pensar el recorrido que ha llevado nuestro camino durante los últimos 12 meses. Evaluar las metas que nos habíamos propuesto y cuántas de ellas hemos alcanzado.  Y determinar la manera como hemos actuado para hacer todo eso posible, si el modo de hacerlo ha sido efectivo y qué podríamos hacer para mejorarlo. Y buscar la fuente que nos motive a caminar este nuevo año hacia esas metas que nos quedan pendientes, decididos a hacernos con todas ellas.
 
Detrás de un propósito siempre está el amor. Si conseguimos luchar por una meta motivados por un amor incondicional, cualquier obstáculo se verá pequeño, desaparecerán casi todos los miedos al fracaso y nada parecerá imposible. Recuerda que nada en la vida es imposible si de verdad crees que puedes hacerlo.
 
Por eso, una de las tareas más importantes a la hora de hacer balance, consiste en encontrar esa razón que nos mueve hacia nuestros retos. ¿Por qué quiero dejar de fumar? ¿Por qué quiero hacer crecer mi negocio? ¿Por qué voy ir al gimnasio? ¿Por qué quiero casarme?…  Detrás de todas estas respuestas, aunque a simpe vista no lo parezca, siempre se esconde el AMOR. Puede ser un amor material hacia el dinero, porque crees  que es tu llave a la felicidad; hacia tus padres, a quienes quieres agradecer que te hayan apoyado en las decisiones más duras de tu vida; a tus hijos, porque merecen tener la mejor infancia que puedan imaginar; a tu pareja, en agradecimiento a haber querido recorrer este camino en la vida contigo; a ti mismo, porque consideras que ya es hora de recoger los frutos de todo el esfuerzo que has ido sembrando durante tanto tiempo…
 
Una vez sepamos cuál es ese destino y la verdadera razón de nuestras metas, nuestra fuerza interior conspirará para que podamos alcanzarlo. Y aquellos obstáculos que parecieran insuperables se nos mostrarán cada vez más borrosos y pequeños. Y esa gran fuerza motivadora nos hará crecernos ante cada uno de ellos. Probablemente caigamos en más de una ocasión, pero el Amor hará que no nos rindamos y acabemos alcanzando todo aquello que hubiéramos deseado.
 
Merece la pena tomarse unos minutos. Encontrar dentro de nosotros esas fuerzas que nos motivan. Y determinar todo aquello que nos haría felices en la vida. Y preparar nuestra hoja de ruta para los próximos 365 días. Y comenzar el año decididos a cumplirla.
 
Desde aquí te deseamos lo mejor para este nuevo año que comienza, cargado de ilusiones, de amor y de muchos muchos sueños y metas por alcanzar.
 
 

 
La Autosuperación (Historia de las 4 Semillas)
 
Cuenta la historia que un día, 4 semillas de roble fueron arrastradas por el viento y llegaron a parar a un pequeño claro de una selva. Y allí, esperando la mejor ocasión para desarrollarse y convertirse en grandes y fuertes robles, se quedaron ocultas en el suelo.
 
Una mañana, con la primera luz de un brillante sol que regaba de vida y de color aquel lugar, una de aquellas semillas decidió comenzar a germinar. Pero no tardó mucho en descubrir que aquello no sería tarea fácil. Precisamente en aquel claro de la selva vivía un grupo de monos, que se divertían arrojando piedras a cualquier planta que quisiera asomar la cabeza decidida a crecer. De este modo, no solo se divertían, sino que también desarrollaban sus habilidades y su puntería para la caza, y mantenían aquella zona libre de vegetación.
 
Aquella primera experiencia de la semilla con los monos, la dejó casi partida por la mitad. Era demasiado débil para aguantar la fuerza de una piedra sobre su costado… y cuando las demás semillas se enteraron de lo ocurrido, decidieron que lo mejor sería esperar a que el grupo de monos se fuera para siempre, para empezar a crecer.
 
Pero hubo una semilla que pensó que al menos debería intentarlo. Y decidida a ello, empezó a germinar. Pero nada más asomar por encima del suelo, recibió su primera piedra, a la que siguieron otras tantas, hasta quedar completamente doblada. Las demás semillas fueron a pedirle que dejara de intentarlo, que no merecía la pena. Pero aquella semilla no desistió, y una y otra vez salía a intentar crecer y convertirse en un grande y fuerte árbol. Y una y otra vez caía doblada por el impacto de las muchas piedras que los monos le arrojaban. Solo algunos días conseguía evitar aquellos golpes. Pero siempre, al día siguiente, algún mono acertaba, y volvía a acabar doblándose y cayendo, y todo volvía a empezar para ella.
 
Hasta que un día, la semilla ya no se dobló. Recibió una piedra, y luego otra, y otra más. Pero aguantó el golpe de cada una, y no llego a doblarse con ninguno de aquellos golpes. Y es que ya había recibido tantos golpes y se había doblado tantas veces que ya su pequeño tronco estaba lleno de nudos y cicatrices que la hacían crecer y desarrollarse mas fuerte que las otras semillas. Así, su delicado tronco se fue haciendo más resistente, hasta ser capaz de superar el golpe de cada piedra. Y para cuando los monos se hubieron dado cuenta de aquello, tampoco fueron capaces de arrancar la planta con sus manos, porque ya era demasiado fuerte. Y allí se quedó, y siguió creciendo, creciendo y creciendo.
 
Y gracias a aquella fuerza de su tronco, y después de haber superado las mayores dificultades en la selva, aquel árbol acabó convirtiéndose en el más majestuoso de los árboles de aquel lugar, mientras las otras semillas seguían esperando que aquellos monos desaparecieran para salir y crecer y desarrollarse, sin saber que precisamente aquellos monos eran los únicos capaces de fortalecer sus troncos y hacer de ellos los más altos de todos los árboles que allí había, a base de cada una de todas aquellas piedras que los irían fortaleciendo para todos los problemas que encontrarían durante su crecimiento y su vida.
 

Por gentileza de Pedro Pablo Sebastián, extraído de www.cuentosparadormir.com