educación física

All posts tagged educación física

 
El Ejercicio Físico y la Inteligencia
 
Desde pequeños, en la escuela, la educación ha pretendido ir ligada a la práctica del ejercicio físico. Clases de lengua, historia, plástica o matemáticas se intercalaban con horas de educación física y gimnasia que, de igual modo, computaban en el curso escolar.
 
Muchos padres, algunos profesores y todos los alumnos menos atléticos, siempre han estado de acuerdo en decir que las clases y, en última instancia, las notas en educación física, no importaban tanto como cualquier otra materia “de peso”. Sin embargo, no sólo la educación física en los jóvenes es necesaria, sino que además resulta altemante producente para el resto de aspectos del niño, y por supuesto, en los aspectos de cualquier adulto. Para eso no hay edad. El ejercicio no tiene fecha de consumo preferente.
 
Y no hablamos solamente del aspecto físico, el mantenernos ágiles, evitar el sedentarismo y combatir problemas como la obesidad infantil. El ejercicio es uno de los mayores pilares para un correcto desarrollo de la inteligencia y la memoria en las personas. Dicho en otras palabras: la práctica habitual de cualquier actividad física ayuda a mejorar el rendimiento cerebral.
 
Esto se debe a razones neurológicas. Al realizar un ejercicio físico, se interrelacionan los dos hemisferios de nuestro cerebro, y estos funcionan complementándose. Por un lado, el hemisferio izquierdo se encarga de controlar el área lógica y las cosas aprendidas a lo largo de nuestra vida. El derecho, controla todo el aspecto intuitivo, la creatividad, el pensamiento. La práctica de una tarea que implica una actividad tan intensa de ambos hemisferios es una de las mejores maneras de desarrollar plenamente nuestro intelecto.
 
Por eso, cuando niños, es altamente recomendable la práctica de todo tipo de actividad física, y no limitarla a las pocas horas de educación física de la escuela. Actividades deportivas extraescolares o los juegos en el parque deberían ser tarea tan importante como los deberes de química. Ya no solamente por temas de salud, buscando prevenir patologías que pueden desembocar en problemas motores, obesidad, sedentarismo, diabetes, hipertensión o insuficiencias cardíacas en edad adulta, sino también igualmente importante porque gracias a ello somos capaces de mejorar nuestra inteligencia y acelerar nuestra curva de aprendizaje, tanto los niños, como los menos niños.
 
Así pues, merece la pena que nos pongamos en movimiento desde ya mismito!