ejercicio

All posts tagged ejercicio

 
El Poder del Subconsciente, Creer es Poder
 
Nuestra mente tiene la capacidad de crear ideas que transmite a nuestro cuerpo y hace que éste último reaccione ante ellas, a pesar de no tratarse de realidades. Dicho de otra manera, podemos llegar a hacer creer a nuestro cuerpo cosas y situaciones que sólo imaginamos, si la fuerza en la que las pensamos es lo suficientemente grande.
 
Para ilustrar esta idea hemos querido traer hoy un ejercicio de meditación. Escúchalo y sigue las instrucciones durante los 5 minutos que te llevará aplicarlo. Es un ejercicio de imaginación que te demostrará la importancia de un pensamiento positivo, las ventajas de una visualización de nuestros deseos o metas, y de la reacción física y respuesta de nuestro cuerpo a dichos estímulos.
 
 
ESCUCHAR EJERCICIO DE SUGESTIÓN
(si lo prefieres, puedes descargarlo mientras se reproduce, con botón derecho sobre la tecla del reproductor, y guardando el archivo como…)
 
 
El significado de este ejercicio es bien simple: nuestros pensamientos ejercen un enorme poder para sugestionar nuestro inconsciente.
 
Nuestra mente gobierna nuestro cuerpo. Pero nosotros, con nuestros pensamientos, somos capaces de influir y gobernar sobre nuestra parte subconsciente.
 
Del mismo modo, adoptando una mentalidad positiva, influiremos positivamente en los medios que nuestro inconsciente decida poner a nuestro alcance.
 
 

 

La Mnemotecnia, en Busca de Una Memoria Prodigiosa

 

Todos nosotros, alguna vez en nuestra vida, nos hemos visto incapaces de recordar acontecimientos o datos que incluso acabábamos de intentar memorizar. Hemos olvidado números de teléfono de toda la vida, una vez que hemos empezado a guardar nuestros contactos en agendas electrónicas y otros tantos dispositivos de nueva generación. Hemos comprobado cómo de una lista de pocos artículos, volvíamos del supermercado con la mitad de la compra porque no hemos sido capaces de recordar aquello que queríamos comprar…

Y sin embargo, hay ciertas cosas que hemos aprendido, algunas de ellas en nuestros primeros años de vida, que nunca se nos olvidan.

Siendo muy niño me enseñaron que:

Andalucía tiene 8 provincias, desde Huelva hasta Cadiz;
Abril, junio, septiembre y noviembre tienen 30 días, febrero 28 (por lo general) y el resto de meses tienen 31;
Mezclando el rojo y el amarillo obtengo el naranja, y el verde cuando mezclo el amarillo con el azul;
Que la Revolución Francesa ocurrió en 1789;

He recordado estos datos sin ningún problema porque mi cerebro las ha asociado con una serie de datos o ideas que tengo bien acomodadas en el inconsciente.

¿Qué hace que unas cosas se recuerden fácilmente y otras no consigan permanecer en nuestra memoria?

Una frase tarareada a modo de canción, una rima sencilla, una fecha cuyas cifras han resultado divertidas, hacen que un concepto a memorizar lo asociemos con una serie de factores que harán que nos resulte más fácil traerlo a nuestra mente y recordarlo. La mayor parte de las cosas que hemos aprendido a lo largo de nuestra vida las hemos acabado olvidando, porque nuestra mente no ha creado asociaciones entre aquellos datos y otros datos, factores o acontecimientos que por alguna razón recordamos constantemente.

No somos capaces de recordar lo que cenamos anoche, pero difícilmente olvidaremos nunca aquella mañana que sufrimos un accidente de tráfico. Por alguna razón, incluso por razones emocionales, nuestro inconsciente es capaz de asociar diferentes datos en nuestra mente y por eso somos capaces de recordar algunas cosas pero no otras.

Sin embargo, sabiendo que las asociaciones favorecen a nuestra capacidad de memoria, podemos crear nuestras propias asociaciones de una manera consciente, haciendo de nuestro cerebro una potente máquina de recordar.

La mnemotecnia es la disciplina que estudia diferentes ejercicios de asociaciones destinados a mejorar nuestra memoria. Algo aparentemente complicado como aprender una lista ordenada de 50 palabras en unos pocos segundos, memorizar el orden de los naipes en una baraja de cartas, o identificar gran cantidad de rostros con un nombre y un número de teléfono, son resultados fáciles de alcanzar para aquel que dedique un poquito de su tiempo a ejercitar su capacidad mnemotécnica. Merece la pena. No solo por la satisfacción que genera saber que estamos adquiriendo una memoria prodigiosa, sino porque además resulta una técnica realmente divertida.

Pocos son los que se han decidido a hablar o escribir sobre el  arte de la mnemotécnica, y sin embargo, se sabe que algunos ilustrados de la Grecia Antigua ya la conocían y la practicaban, demostrando al resto sus habilidades, a veces, casi sobrenaturales:

 

“…las personas que deseen educar la memoria han de seleccionar lugares y han de formar imágenes mentales de las cosas que deseen recordar,
y almacén de esas imágenes en los lugares (que ya tienen dispuestos en a memoria) de modo que el orden de los lugares asegure el orden de las cosas,
y de modo que las imágenes de las cosas denoten las cosas mismas…”

                              (Cicerón, 106 a.C – 43 a.C)

 

Existen diversas técnicas mnemotécnicas probadas y comprobadas a lo largo de los tiempos. Aquella a la que se refería Cicerón se basa en asociar esos datos con diferentes lugares o estancias que forman parte de nuestra vida cotidiana y conocemos al detalle. Otras se basan en asociar los datos que pretendemos memorizar con un listado de números planteados de una manera diferente;  Las hay que asocian los datos con historias encadenadas, hay asociaciones fonéticas, etc.

En mi caso, por ejemplo, que me encanta conducir, me gusta asociar y visualizar las imágenes de los conceptos a memorizar con cada curva, paso de peatones, semáforo, rotonda, edificio o  puente que encuentro en mi camino del trabajo a casa, que no es sino el mismo Método “Loci” que practicaba Cicerón. Así, para recordar por ejemplo, mi lista de la compra, sólo tengo que imaginarme conduciendo mi coche hacia casa, y los conceptos aparecerán solos en mi mente.

Diferentes técnicas sirven para diferentes propósitos, pero todas son realmente efectivas si se les dedica un poquito de tiempo al principio. Una vez hayamos adquirido el hábito, las asociaciones se harán automáticamente y se almacenarán en nuestro cerebro listas para poder ser recordadas…

En el siguiente enlace podrás descargar gratuitamente un “Manual Sobre Mnemotecnia“, de Luis Sebastián. Desde aquí queremos darle las gracias por su labor y dedicación a esta disciplina.

Y para todos aquellos que quieran ir un poquito más allá y conocer los límites de su memoria, les invito a leer la enciclopedia de la Mnemotecnia,  “Cómo Desarrollar una Supermemoria”, de  Harry Lorayne.

Esperamos podáis aprovechar todas y cada una de ellas.

 

 

 

Mejora tu Humor Aumentando la Velocidad de Pensamiento

 

En los últimos años, varios estudios en prestigiosas Universidades como Harvard o Princeton han sacado a la luz una serie de datos reveladores acerca de cómo puede afectar a nuestras vidas la velocidad como pensamos.

En aquellos estudios, se puso a cientos de estudiantes a ver películas o a leer oraciones que se mostraban en una pantalla de ordenador a una velocidad más rápida de lo habitual, o se les pidió que resolvieran determinados problemas matemáticos en el menor tiempo posible.

Los resultados fueron, cuando menos, sorprendentes. La mayor parte de aquellos estudiantes que realizaron aquellas tareas experimentaron una sensación de exaltación, creatividad y energía que no se dio en otros  estudiantes que no tuveron esa presión del tiempo.

Nuevos estudios, a raiz de aquellos primeros resultados, han demostrado que nuestro cerebro está preparado para pensar a una velocidad determinada. Pero el ser humano está acostumbrado a pensar más despacio porque creemos que los resultados de tomarnos nuestro tiempo pueden ser de esa manera más precisos.

Técnicamente, puede que sea así mientras sigamos habituando a nuestro cerebro a hacerlo a la misma velocidad. Pero a día de hoy, las investigaciones consideran que pensar a “su velocidad normal” nos lleva a un estado de calma, mientras que hacerlo en la  manera pausada y lenta a la que estamos acostumbrados, nos lleva a adquirir ciertas ideas depresivas y negativas.

Es más. Más allá del ámbito psicológico, algunos expertos han llegado a asegurar que el hecho de pensar rápido (a pesar de incurrir en el error de fallar al principio más de la cuenta),  desencadena una reacción que libera en nuestro cerebro cantidades importantes de dopamina, que es la hormona que provoca la sensación de placer.

De este modo, y ateniéndonos a todos estos estudios que así lo demuestran, merece la pena acostumbrarnos a aumentar nuestra velocidad de pensamiento ya que esto podría afectar positivamente a nuestra calidad de vida en muchos sentidos, al mejorar no solo nuestro humor, sino incluso nuestra creatividad y autoestima.

 
sexo es vida
 
El tema  del sexo podríamos haberlo tratado en el apartado físico, emocional o personal, pues es un tema muy amplio y abarca todos estos aspectos del ser humano, los potencia y puede desarrollarlos  hasta un punto casi místico.
 
En lo referente al factor exclusivamente físico, los órganos sexuales están formados por una serie de músculos de enorme importancia que son los llamados músculos pubocoxígeos, que controlan los espasmos durante los orgasmos, y son también los que provocan las eyaculaciones en los hombres. Son esos mismos músculos que ejercitamos cada vez que orinamos, contrayéndolos y relajándolos. Se encuentran entre el hueso púbico y el coccix, pero para ubicarlos mas fácilmente, diremos que están a mitad de camino entre el recto y los testículos (para ellos) o el bajo abdomen (para ellas).
 
La manera mas fácil de identificar y sentir tu músculo pubocoxigeo es durante la orina. Si intentas detener el flujo, notarás que se contrae un musculo cercano al ano. En los hombres es mucho más fácil de detectar. En estado semierecto, al trabajar el músculo PC, se nos mueve la colita…
 
Pues bien, una vez lo hayas encontrado, ya puedes ejercitarlo.
 
Y realmente conviene ejercitarlo por los muchos beneficios que ofrece:

  • Mejora en todos los sentidos la salud sexual, proporcionando erecciones mas fuertes y duraderas en los hombres, orgasmos mas intensos y controlados, y con un poco de práctica, incluso multiorgasmos.
  • Y además de todo esto,  combate la impotencia, la eyaculación precoz y la incontinencia urinaria.
  • En el caso de las mujeres, además de ayudar a la relajación de los músculos vaginales y poder experimentar orgasmos más intensos y duraderos, debería ejercitarse para restaurar la función de los músculos del suelo pélvico después del parto. De igual modo, es ideal para combatir la incontinencia.

 
Existe una amplia variedad de ejercicios destinados a fortalecer esta zona perineal. Algunos son tan sencillos como detener la orina todas las veces que nos sea posible mientras orinamos. Merece la pena que aproveches cada una de las ocasiones que vas al baño para practicar.

Además, al final del artículo tienes el enlace a una tabla de ejercicios que combina contracciones cortas con otras mas largas, lo que nos proporcionara ejercicios mas completos. Esta planificada por días, desde el primero con ejercicios mas sencillos, hasta el ultimo, con combinaciones de ejercicios mas completos que requieren ya de una habilidad muscular superior, así como unos ejercicios de mantenimiento para practicar habitualmente.

Si eres hombre, una vez hayas realizado estos ejercicios y  hayas fortalecido tu músculo pubocoxígeo lo suficiente, con sólo un poquito más de práctica seras capaz de realizar cualquiera de estas tecnicas otras para controlar tus orgasmos (te recomendamos que las primeras veces las practiques en soledad, así podrás conocer tus limites y tus capacidades al mismo tiempo que vas adquiriendo la confianza de sentir un musculo fortalecido).

       1. Técnica de iniciación: retirada con contracción de  Kegel:
Es la tecnica mas facil y conocida. Pero no es demasiado poderosa. Consiste en retirar el pene y cesar todo estímulo posible en el momento en el que sientas que la eyaculación se aproxima. Ya fuera, debes realizar una contracción Kegel (del músculo pubocoxigeo), corta y de mediana intensidad, seguida de una relajación del mismo. Este ejercicio te ayuda a controlar en parte las ganas de eyacular y permite continuar la relación por mas tiempo.

       2. Técnica de profesional: retirada con Kegel inverso:
Similar a la tecnica de iniciación, pero haciendo exactamente lo contrario. Cuando  sientas que se aproxima la eyaculacion, retira el pene, cesa todo estímulo y realiza un kegel inverso, es decir, una relajación del mismo, lo contrario de si lo contrayeras. Es un esfuerzo similar al que se hace al defecar, por lo que debemos tener especial cuidado. Una vez seas capaz de realizar 2 o 3 Kegel inversos seguidos, empezarás a sentir que tienes el control sobre tu eyaculación.

       3. Técnica de experto: el multiorgasmo:
Sin lugar a dudas, la mejor técnica de todas, pero tambien la más complicada para dominar. Probablemente porque debes parcticarla mucho, debes realizarla en el mismo momento del orgasmo, durante la eyaculación y necesitas un músculo muy fortalecido para poder retener el flujo.
Cuando te sientas al borde del orgasmo y a punto de eyacular, tienes que contraer el músculo lo más fuerte y cuanto tiempo te sea posible. En ese momento sentirás que eyaculas en un intenso orgasmo, y sin embargo, si has conseguido mantener el musculo contraido, no habra escapado ni una sola gota. Y lo mejor, que podrás continuar con la relacion una y cuantas veces quieras,  porque el pene seguira erecto. Y no debes preocuparte por el semen que no salió, porque se almacena en la vejiga y la eliminarás naturalmente a traves de la orina.

 

Si quieres participar de todos estos beneficios que pueden mejorar tu vida, no sólo en el ámbito sexual, sino también en el físico y emocional, esta página amiga podrá ayudarte. Dispone de una completa   Tabla de Ejercicios Prácticos e Interactivos de Kegel  que te guiarán para fortalecer y dominar esa zona de tu cuerpo. En principio está dedicada a los hombres, pero son ejercicios igualmente adecuados para las mujeres.