ejercicio físico

All posts tagged ejercicio físico

 
La obesidad infantil y la epidemia del siglo XXI
 

La Sociedad actual ha progresado en el último siglo a un ritmo enormemente superior el conjunto del resto de la existencia del hombre. Somos capaces de viajar al espacio, comunicarnos al instante con cualquier otro indiviuo en el planeta o mantener nuestra calidad de vida más allá de los 100 años. A esto han contribuído, sin duda, los más nuevos descubrimientos en el ámbito tecnológico y científico.

“Sin embargo, por primera vez en la historia del Ser Humano, nos encontramos ante una generación de niños y adolescentes cuya esperanza de vida es menor que la generación que le precede”.

Aunque puera parecer cuanto menos, una afirmación exagerada y absurda, estas palabras corresponden a Kelly D. Brownell, científico, profesor, experto en nutrición y una de las personas que más se han preocupado en el mundo por una epidemia que viene pisando fuerte en los últimos años. La obesidad infantil.

Hoy en día resulta cada vez más habitual escuchar noticias que nos hablan de niños de 2 años con problemas de obesidad o de fallecimientos de jóvenes de 8 o 10 años por algún tipo de problema cardíaco.

Son sucesos que nos llaman la atención y nos preocupan. Y de alguna manera, somos conscientes de que la industria y cultura alimentarias tienen mucho que ver en todo esto. Productos altos en grasas, comidas rápidas, o los engañosos “bajos en calorías”, son los principales causantes de nuestra mala alimentación y pobre salud. A pesar de ello, aunque cada vez más individuos estemos dispuestos a provocar un cambio en este aspecto, todavia son muchos los gobiernos, grandes corporaciones y la propia industria alimentaria los que no desean que esto ocurra. Y esto es lo que sucede cada vez que se pretende interponer unos intereses personales a la propia mejora de una sociedad.

Fue muy comentada en su día la Campaña “Let´s Move” impulsada por la propia Michelle Obama, para evitar el sedentarismo y mejorar los hábitos alimenticios de la sociedad norteamericana, donde ya uno de cada 5 jóvenes tiene problemas de obesidad.

“Come menos y ejercítate mas”, venía a decir la campaña y es la manera como se excusan las grandes compañías alimenticias. Pero igual que sucediera en su día con el tabaco, la solución no estaba en informarnos que fumar podía se malo. La solución empezaba por prohibir fumar en lugares públicos, retirar su publicidad engañosa, sancionar a las empresas tabacaleras….

La de Michelle fue una campaña muy heróica por su parte y fue recibida con gran aceptación por toda la sociedad de a pie que, sin duda, es completamente consciente del problema que tiene delante. Sin embargo, esta campaña no dejó de ser un tanto absurda en “un país donde aún el 80% de los comedores escolares sirven pizza, hamburguesas y patatas fritas todos los dias para comer”. Sería preciso poder atacar este problema desde la raíz, pero existen demasiados intereses que no lo hacen posible.

El siguiente video corresponde a un documental que cuenta la hazaña de Michelle Obama, el día a día de varios jóvenes adolescentes con problemas de sobrepeso, una sociedad egoistamente capitalista, las opiniones de algunos de los mayores expertos en salud alimentaria y la visión de alcaldes y presidentes de la que sigue siendo, a día de hoy, la primera potencia y en la nos fijamos el resto de potencias del mundo, ya sea para bien, o como en el problema alimenticio, para mal.
Debemos ser conscientes de hasta dónde es capaz de afectarnos esta epidemia, que estará causando en las próximas décadas uno de cada tres casos de muerte en el mundo, muy superior a las muertes por cancer o por desnutrición.
Merece la pena detenernos a observar cómo las compañias son capaces de manipularnos en su propio beneficio. Si bien es difícil enfrentarse a toda una cultura social, siempre somos capaces de contribuir con nuestro pequeño granito de arena.
Aliméntate sano, y aliméntate bien. Y no te importe nadar un poquito contracorriente. Quizá tu pequeño gesto pueda ayudar a un cambio global. Y tu salud te lo habrá compensado el día de mañana.

 

 
 

 
 
mens sana et corpore sanoMENS SANA ET CORPORE SANO. EJERCITA TU CUERPO Y TU MENTE
 
 
 
 
 
 
 
 
PilatesPILATES. EL DESARROLLO COORDINADO DE MENTE, CUERPO Y ESPÍRITU
 
 
 
 
 
 
 
 
sexo es vidaKEGEL. UNA SEXUALIDAD CAPAZ DE MEJORAR TU VIDA
 
 
 
 
 
 
 
 
alimentación sana y naturalLA ALIMENTACIÓN. CONVIERTE UN BUEN HÁBITO EN MEDICINA
 
 
 
 
 
 
 
 
yogaYOGA. LA RELAJACIÓN Y EL DOMINIO DEL CUERPO Y LA MENTE
 
 
 
 
 
 
 
 
la medicina natural como prevenciónLA MEDICINA NATURAL COMO PREVENCIÓN
 
 
 
 
 
 
 
 
No Estamos Predestinados GenéticamenteNUESTRA HERENCIA NO VIENE PREDESTINADA GENÉTICAMENTE
 
 
 
 
 
 
 
 
Combatir el InsomnioTRASTORNOS DEL SUEÑO. CÓMO COMBATIR EL INSOMNIO
 
 
 
 
 
 
 
 
la siestaLA SIESTA. UN BUEN MOMENTO PARA RECARGAR ENERGÍA
 
 
 
 
 
 
 
 
puedes dejar de fumar y de ser esclavo del tabacoPUEDES DEJA DE FUMAR Y DE SER ESCLAVO DEL TABACO
 
 
 
 
 
 
 
 
Consejos Para Combatir el Cansancio y la FatigaCONSEJOS PARA COMBATIR EL CANSANCIO Y LA FATIGA
 
 
 
 
 
 
 
 
la importancia de cerrar bien las puertas en la vidaLA IMPORTANCIA DE CERRAR BIEN LAS PUERTAS EN LA VIDA
 
 
 
 
 
 
 
 
La Esencia del Liderazgo y la Metáfora del JardínLA ESENCIA DEL LIDERAZGO Y LA METÁFORA DEL JARDÍN
 
 
 
 
 
 
 
 
La Quiropráctica, la medicina inteligenteLA QUIROPRÁCTICA, UNA MEDICINA INTELIGENTE

 
 
 
 
 
 
 
 
el veganismo y el respeto al mundo que nos rodea EL VEGANISMO Y EL RESPETO AL MUNDO QUE NOS RODEA
 
 
 
 
 
 
 
 
la regla de los 2 minutos LA REGLA DE LOS 2 MINUTOS: LA MANERA MÁS SENCILLA DE ADQUIRIR NUEVOS HÁBITOS Y SER MÁS PRODUCTIVO
 
 
 
 
 
 
 
 
salud e higiene alimentarias SALUD E HIGIENE ALIMENTARIAS. MANUAL DEL BUEN MANIPULADOR DE ALIMENTOS
 
 
 
 
 
 
 
 
Homer Simpson y el sueño polifásicoEL SUEÑO POLIFÁSICO. BUSCANDO OPTIMIZAR NUESTRO CICLO DEL SUEÑO
 
 
 
 
 
 
 
 
La obesidad infantil y la epidemia del siglo XXI LA OBESIDAD INFANTIL Y LA VERDAD DETRÁS DE LA INDUSTRIA ALIMENTARIA
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
El Ejercicio Físico y la Inteligencia
 
Desde pequeños, en la escuela, la educación ha pretendido ir ligada a la práctica del ejercicio físico. Clases de lengua, historia, plástica o matemáticas se intercalaban con horas de educación física y gimnasia que, de igual modo, computaban en el curso escolar.
 
Muchos padres, algunos profesores y todos los alumnos menos atléticos, siempre han estado de acuerdo en decir que las clases y, en última instancia, las notas en educación física, no importaban tanto como cualquier otra materia “de peso”. Sin embargo, no sólo la educación física en los jóvenes es necesaria, sino que además resulta altemante producente para el resto de aspectos del niño, y por supuesto, en los aspectos de cualquier adulto. Para eso no hay edad. El ejercicio no tiene fecha de consumo preferente.
 
Y no hablamos solamente del aspecto físico, el mantenernos ágiles, evitar el sedentarismo y combatir problemas como la obesidad infantil. El ejercicio es uno de los mayores pilares para un correcto desarrollo de la inteligencia y la memoria en las personas. Dicho en otras palabras: la práctica habitual de cualquier actividad física ayuda a mejorar el rendimiento cerebral.
 
Esto se debe a razones neurológicas. Al realizar un ejercicio físico, se interrelacionan los dos hemisferios de nuestro cerebro, y estos funcionan complementándose. Por un lado, el hemisferio izquierdo se encarga de controlar el área lógica y las cosas aprendidas a lo largo de nuestra vida. El derecho, controla todo el aspecto intuitivo, la creatividad, el pensamiento. La práctica de una tarea que implica una actividad tan intensa de ambos hemisferios es una de las mejores maneras de desarrollar plenamente nuestro intelecto.
 
Por eso, cuando niños, es altamente recomendable la práctica de todo tipo de actividad física, y no limitarla a las pocas horas de educación física de la escuela. Actividades deportivas extraescolares o los juegos en el parque deberían ser tarea tan importante como los deberes de química. Ya no solamente por temas de salud, buscando prevenir patologías que pueden desembocar en problemas motores, obesidad, sedentarismo, diabetes, hipertensión o insuficiencias cardíacas en edad adulta, sino también igualmente importante porque gracias a ello somos capaces de mejorar nuestra inteligencia y acelerar nuestra curva de aprendizaje, tanto los niños, como los menos niños.
 
Así pues, merece la pena que nos pongamos en movimiento desde ya mismito!
 
 

 

Consejos Para Combatir el Cansancio y la Fatiga

 

La fatiga, tanto la física como la mental, es la respuesta normal que tiene nuestro cuerpo de relajarse según va transcurriendo el día, preparándose para dormir.

Lamentablemente, esa fatiga suele aparecer a menudo, antes de que llegue la noche, y nos impide realizar nuestras tareas cotidianas. Sin embargo, podemos hacerles frente aplicando una serie de consejos y trucos a nuestra rutina diaria.

En primer lugar, debemos prestar mucha atención a la alimentación que llevamos. Si pretendemos combatir el cansancio físico y mental debemos consumir alimentos que además de mejorar nuestro estado de ánimo puedan mejorar también nuestras reservas de energía.

El desayuno es, sin duda, la comida más importante del día. Un desayuno completo rico en carbohidratos nos ayudará a reponer reservas de energía y mantenerlas durante la jornada.

Esos carbohidratos, junto con las proteínas, deben ser pilares importantes en nuestra dieta. La combinación de proteínas (leche, carne, leguminosas) y carbohidratos (pastas, arroz), favorecen la absorción del triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina, el neurotransmisor que actúa contra el cansancio en nuestro cerebro.

Junto con ellos, el hierro es especialmente importante en nuestra alimentación. Ayuda a transportar el oxígeno en sangre hacia los órganos, manteniéndolos activos y alerta durante más tiempo al cabo del día. Las espinacas, las carnes rojas o el hígado son alimentos ricos en hierro.

No podemos olvidar la importancia del agua en nuestra vida. En ocasiones, nuestro cuerpo puede mostrar síntomas de agotamiento por deshidratación. La falta de agua y de hidratación, reduce el flujo de sangre a las células y órganos, ralentizando su recuperación, haciendo que trabajen más lentamente. Debemos acostumbrarnos a mantenernos hidratados bebiendo la suficiente agua.

Las leches de avena, o las infusiones de lavanda, romero, angélica o guaraná son algunos de los muchos remedios caseros que también pueden ayudarnos a recuperar energías.

Aparte de los hábitos alimenticios, ciertos hábitos en nuestra rutina pueden ayudarnos a no necesitar agotar nuestras reservas de energía de manera acelerada durante el día.
Por ejemplo, practicar ejercicio físico, que a primera vista puede parecer una quema importante de reservas energéticas, nos ayuda a mejorar la circulación sanguínea y a oxigenar cada célula de nuestro cuerpo, aumentando el nivel de energía de los órganos. Unos minutos de ejercicio físico por las mañanas harán que disfrutemos de una mayor cantidad de energía a lo largo del día.

Finalmente, el sueño es una tarea extremadamente importante. Si no dormimos lo suficiente por la noche, el cuerpo no descansa, no recupera y durante el día agotará rápidamente sus reservas de energía. Intentaremos evitar las comidas inmediatamente antes de acostarnos, así como el abuso de cafeínas y teínas que, si bien nos ayudan a combatir el cansancio y aumentan nuestro estado de alerta durante el día, un consumo no responsable puede afectar al sueño.
En el artículo “Cómo Combatir el Insomnio” hablamos de la importancia de dormir adecuadamente, así como de una serie de consejos que ayudarán a aprovechar ese momento de la manera más óptima posible.

En definitiva, una vida sana, buenos hábitos, una buena alimentación con una dieta rica en carbohidratos, proteínas y hierro, nos ayudará a mantener la energía más horas durante el día.

Pero debemos tener en cuenta que en ocasiones, estas pautas no suelen ser suficientes cuando el problema se esconde detrás de una afección médica. Personas que padecen anemias o depresiones (por solo poner un ejemplo), que acarrean un continuo cansancio físico y emocional, necesitan ser tratados específicamente y por especialistas. Sin embargo, estos sencillos consejos y pautas pueden ayudar a mejorar la calidad de sus vidas.

 

 

 

Combatir el Insomnio

Estudios científicos han demostrado que 1 de cada 3 personas mayores de 65 años padece de insomnio. Y esporádicamente, todos los seres humanos y a cualquier edad nos hemos visto afectados por alguna situación de este tipo a lo largo de nuestra vida.

Los trastornos del sueño aparecen cuando más necesitamos recuperar fuerzas o relajarnos, en momentos en los que la ansiedad o el stress contenidos nos impiden poder dormir, situaciones que llevan a nuestro cuerpo a acumular cansancio,  no solo físico sino también a nivel cerebral. Disminuye nuestra capacidad de concentración, nuestros niveles de alerta, emocionalmente nos volvemos más irritables, e incluso altera nuestras funciones fisiológicas.

Por si esto fuera poco, muchas veces los tratamientos que se desarrollan para hacer frente a ello, no son sino productos antidepresivos que a la larga pueden acarrear peores consecuencias y dependencias de por vida.

Hoy en día, existen diferentes alternativas naturales para combatir el insomnio. Entre ellas, las terapias psicológicas son las que mejores resultados están dando.

En el artículo de hoy vamos a conocer, de la mano del psicologo Richard R. Bootzin la “Terapia de Control de los Estímulos”.

Esta terapia se sustenta en la idea de aprender a crear una fuerte relación entre la cama y el sueño. O mejor dicho, aprender a desconectar lo que es la cama de todo aquello que no esté relacionado con dormir.

El ser humano tiende a adquirir hábitos no del todo óptimos, y en lo relativo al sueño, inconscientemente aprendemos a relacionar la cama con cosas que no tienen nada que ver con descansar, como pueda ser leer o ver la televisión. Por eso, muchas veces cuando vamos a la cama no tenemos esta disposición que nos pueda facilitar conciliar el sueño.

Basándose en esa idea, la Terapia de Control de los Estímulos propone una serie de consejos para erradicar las situaciones de insomnio:

No utilizar la cama para otra cosa que no sea dormir (y naturalmente, el sexo, claro). Cualquier actividad que no esté relacionada con el sueño, como leer, ver la televisión o hablar por teléfono crean asociaciones negativas para nuestros catalizadores del sueño.

Levantarse siempre a la misma hora, independientemente del sueño que tengamos. Una vez nos hayamos habituado a ese horario, nuestro organismo se habituará a un ritmo constante de sueño y nos resultará más sencillo dormir.

Evitar dormir con demasiada luminosidad. Esto provoca desequilibrios hormonales que influyen negativamente no solo en nuestras fases del sueño, sino también en aspectos fisiológicos que pueden acarrear consecuencias como la diabetes o la obesidad.

Asimismo, evitar las siestas por el día. Si descansamos lo suficiente durante la noche, no es necesario dormir entre horas. Si caemos en esta mal adquirida rutina, nos será más difícil encontrar nuestro ritmo de sueño apropiado.

Acostarse solo cuando tengamos sueño. Si después de estar 15 minutos en la cama somos incapaces de conciliar el sueño, es conveniente levantarse y dirigirnos a otra habitación y ponernos cómodos. Una vez vuelva el sueño, volveremos a la cama. Si aun así, una vez de nuevo en la cama seguimos sin poder dormir, volveremos a repetir la operación, tantas veces como sea necesario.
Lo peor es entrar en estados de ansiedad y comenzar a dar vueltas en la cama, de un lado para otro,  que lo único que hace es provocar un mayor estado de stress y dificultarnos cada vez más el poder dormir.

La cafeína o el ejercicio físico son activadores de nuestro sistema nervioso, aumentan nuestra excitación y nuestros niveles de stress, impidiendo que podamos relajarnos lo suficiente para conciliar el sueño. Intentaremos evitar toda cafeína y ejercicio intenso en las horas antes de ir a acostarnos.

Por último, cualquier técnica de relajación es ideal para combatir el insomnio. No hay mejor método para conciliar el sueño que aquel que te ayuda a relajarte

 

 

 

No Estamos Predestinados Genéticamente

Desde que eramos niños hemos venido escuchando afirmaciones y sentencias categóricas sobre nuestra herencia genética, y hemos crecido inconscientemente esperando la llegada de ese destino nuestro, de aquellas imperfecciones de nuestros mayores o de aquellas patologias que habían padecido.

Si mi padre era calvo y pequeño, tarde o temprano yo acabaría pequeño y sin un solo pelo.

Si mi madre era obesa, yo acabaría engordando antes de llegar a los 30.

Si mis abuelos y mis tios habían sufrido dolencias cardícas, algún repentino infarto me sorprendería en el momento menos pensado.

Estudios recientes han confirmado la teoría de que determinados hábitos alimenticios durante el embarazo pueden aliviar enfermedades futuras en el bebé. Pero aun habiendose podido perder esa primera oportunidad intrauterina en el vientre de nuestra madre, también es posible evitar ciertas patologías durante el transcurso del resto de toda nuestra vida.

Pero antes de ninguna otra cosa debemos rechazar y deshacernos de todos esos paradigmas que nos han grabado a base de insistencia en nuestra cabeza. Siempre es posible evitar, en mayor o menor medida, las patologías o deficiencias que llevamos en nuestros genes.

Toda persona que se mantiene físicamente activa puede reducir las posibilidades de acumular peso, aun cuando se trate de una persona geneticamente predispuesta a ser obesa.

De ahí que la epidemia actual de obesidad en el mundo de las ultimas décadas no se trate de ningun resultado de cambios en los genes, sino que se debe exclusivamente a cambios en los hábitos.

Del mismo modo, una dieta sana puede combatir eficientemente al gen asociado con las enfermedades cardíacas.

El genotipo de alto riesgo se suaviza con dietas sanas a base de frutas y verduras, actividad física y dejando de lado el consumo de alcohol o tabaco.

Un dato a tener en cuenta es que patologías como la obesidad o la diabetes son más frecuentes en poblaciones pobres en medios y en educación, lo que indica que hay factores NO GENÉTICOS  que afectan de manera muy importante a la salud.

Por tanto, es recomendable un estilo de vida saludable y con buenos hábitos alimenticios para todos y cada uno de nosotros, independientemente de nuestros antecedentes genéticos. Pero esto cobra una importancia mucho más vital cuando está en nuestra mano el poder evitar ciertas enfermedades y patologías a nuestros pequeños  y poder ofrecerles una calidad de vida mucho mayor que la que nos haya podido tocar a nosotros.

Una buena parte de la calidad del futuro de nuestros hijos puede estar en nuestras manos y en cómo los cuidamos desde sus primeros años.  Es una gran oportunidad que se nos brinda  y no deberíamos desperdiciarla.

 

 

 
yoga
 
En la cultura india, Yoga es un término que significa conjunción y se basa en la relación mística que se establece entre el ser humano y la Esencia Suprema. Relación que se alcanza a través del dominio absoluto del cuerpo, por medio de ejercicios de respiración,  y enfocando todos los  sentidos. Con la mirada centrada en  objetos cercanos, o el oído centrado en captar sonidos especiales, que serían insignificantes en cualquier otro momento, para poder alcanzar el éxtasis, momento en el que el cuerpo y el espíritu se liberan, flotando  al margen de todo recuerdo y de toda duda.
 
Esta practica oriental milenaria se viene imponiendo con fuerza en nuestra cultura occidental, en cierta medida, empujada por un deseo de equilibrio, imposible en una sociedad tan incómoda y exigente en la que nos movemos. La práctica habitual de algunas modalidades del Yoga, especialmente la Asana y la Pranayama, que se centran en las posturas y el control de la respiración,  pueden ayudarnos a alcanzar la armonía. Algo vital en un mundo en el que nos vemos constantemente rodeados de prisas, gritos y stress.
 
El Yoga bien practicado mejora la salud, el equilibrio mental y el desarrollo espiritual y emocional.
 
Disminuye nuestra presión sanguínea, la frecuencia cardíaca e incluso la tasa de colesterol. Alivia dolores articulares y  regula la producción hormonal y el flujo menstrual. Y lo mas importante, nos hace sobrellevar los altibajos de la vida con una actitud más positiva.
 
 
Pero, ¿y cómo funciona?
 
Con la práctica de determinados ejercicios  enfocados a la relajación  y a la regulación de nuestra respiración,  nuestro cuerpo  y nuestra mente alcanzan un grado de concentración, óptimo para la meditación, que es el punto de inicio para el autocontrol y el desarrollo de toda actividad emocional,  intelectual o física, de la manera más eficiente posible.
 
Toda ansiedad y tensión perjudica nuestra salud y nuestra felicidad.   Una  práctica habitual de Yoga nos aliviará de toda la pesada carga que la vida moderna decide poner sobre nosotros. Pues la mayor parte de las dificultades que encontramos en nuestra vida, pueden ser resueltos con un cierto grado de autodisciplina, llegando a ser  capaces de controlar todos los aspectos de nuestro ser,  actuando incluso como barrera física a muchas de las enfermedades que nos invaden cada día.
 
 

 

como pez en el agua

La natación es probablemente el más completo de todos los deportes que conocemos. Es  apto para todo tipo de personas, desde bebés hasta jubilados, y es menos agresivo y exigente que ningún otro deporte. Además de sus aportes tonificantes y musculares, es altamente recomendado para mejorar la capacidad pulmonar y el sistema respiratorio, para las articulaciones y movilidad en general,  para la concentración, para liberar stress, para mejorar el equilibrio de nuestro cuerpo en nuestra vida cotidiana y la capacidad de reacción ante imprevistos como caídas y golpes.

Es un excelente ejercicio para corregir lesiones de espalda. Para endurecer huesos y ganar elasticidad. Favorece el sistema cardio-respiratorio, que es el que coordina nuestra respiración con nuestros movimientos.

Mejora nuestra silueta y tonifica nuestros musculos de manera constante a la vez que suave. Nuestro cuerpo se mueve con mayor dificultad en el agua que fuera de ella, por la resistencia que esta nos ofrece, con lo cual nuestros músculos deben trabajar alrededor de 6 veces mas intensamente que al aire libre. Sin embargo, el impacto es mucho menor porque un cuerpo en el agua pesa mucho menos.

Es ideal para liberar tensiones a la vez que nos proporciona un importante aporte de energía. Nadar por la mañana es como una inyección de vitaminas para nuestras células que nos lleva a emprender el día con  mayor entusiasmo. Por otro lado, nadar por la noche nos ayudará también a relajarnos al final de toda la jornada.

Pero como todo en la vida, todo ejercicio realizado de manera incorrecta puede provocar daños irreparables para nuestro organismo.

Evitemos los escesos, el éxito rápido, y busquemos la supervisión de monitores expertos por lo menos hasta que hayamos  adquirido los hábitos correctos. A partir de ese momento, los resultados llegarán de la mano de la regularidad y la constancia. Es solamente cuestion de tiempo y del deseo de alcanzar nuestras metas.

 
mens sana et corpore sano
 
Para una salud equilibrada en todos los sentidos debemos tener especial cuidado en todos los aspectos de nuestro cuerpo, que es el unico lugar que se nos ha asignado desde que nacemos y donde estamos llamados a vivir hasta nuestro ultimo suspiro, asi que debemos cuidar de él como a nada en el mundo, pues es lo mas valioso de todo cuanto tenemos.
 
Una buena alimentación y unos buenos hábitos son esenciales para mantener nuestro cuerpo en optimas condiciones, pero también lo es el cuidado de nuestra forma física realizando algo de ejercicio regularmente.
 
En los siguientes artículos nos enfocaremos en no  exigir demasiado a nuestra maquina, para comenzar suavemente, con métodos basados en una serie de ejercicios y técnicas realmente efectivas, que buscan  mas la flexibilidad y la técnica que la fuerza bruta.
 
 
 

Pilates PILATES

 
 
 
 
 
 

yogaYOGA