Jorge Bucay

All posts tagged Jorge Bucay

 
anillo de oro
 
Esta es una adaptación del cuento extraído del libro   “Cuentos para Pensar” de Jorge Bucay.   Una obra para el desarrollo y crecimiento personal, que desde aquí te recomendamos.
 
 
Cuenta la historia que un joven se acercó preocupado a su anciano maestro, y le preguntó:
 
Maestro. Algunas personas me dicen que no valgo para nada y que no merezco alcanzar nada de provecho en la vida. Tanto daño han llegado a hacerme, que empiezo a creer que ellos tengan razón.
Maestro, tú crees que de verdad no valgo para nada?

 
A lo que respondió el anciano:
 
– Mira hijo, sé que tus dudas te devoran por dentro, pero en este momento no voy a poder atender tus preguntas. Tengo un asunto urgente que resolver y en cuanto termine con ello, prometo ayudarte. De todos modos, si gustas ayudarme en mi asunto, antes acabaré con ello y antes atenderemos lo tuyo.
 
Al alumno no le sentó bien la respuesta del maestro. Una vez más, todo parecía indicar que realmente él no era importante para nadie. Pero aceptó ayudar al anciano.
 
– Bien. Necesito que vayas a vender este anillo al pueblo. Es un anillo de oro. Tengo una deuda que pagar y necesito el dinero que pueda sacar por este anillo. No me importa a quién se lo vendas. Pero véndelo. Y no vuelvas hasta que no te paguen al menos una moneda de oro por él.
 
El joven, dispuesto a vender aquel anillo al mejor precio posible, montó en su caballo y salió en dirección al pueblo. Recorrió mercados y paró a todos los comerciantes enseñando su joya. A todos les pareció una buena joya, pero cuando le preguntaban por su precio y les pedía al menos una moneda de oro, todos se reían y rechazaban su oferta.
Después de recorrer todo el pueblo durante todo el día, el joven regresó a casa del maestro, decepcionado y reafirmando su idea de que realmente no valía para nada, ya que no había sido capaz de conseguir su moneda de oro.
 
– Maestro, no he sido capaz de vender tu anillo. Todos los comerciantes estaban interesados, pero ninguno ha estado dispuesto a pagarme por él más que un par de monedas de plata. Decían que una moneda de oro era un precio demasiado caro para pagar por tu joya. Definitivamente, no creo que se pueda engañar a nadie sobre el valor del anillo.
 
– Está bien. Es muy importante lo que me dices. Así que debemos saber el verdadero valor del anillo. Mañana irás a ver al joyero del pueblo y le pedirás que lo valore, para que podamos conocer un poco mejor su valor de la mano de un verdadero experto. Pero ofrezca lo que te ofrezca, trae el anillo de vuelta y no se lo vendas de ninguna manera.
 
A la mañana siguiente, el joven volvió a montar en su caballo y se dirigió de nuevo al pueblo, pero esta vez sólo visitó al joyero. Le enseño el anillo y le preguntó cuánto podría costar.
 
– Parece un buen anillo. Si quisieras vendérmelo, podría darte ahora mismo 58 monedas de oro por él. Probablemente yo pueda llegar a venderlo de aquí a algún tiempo por 60 o 70 monedas, pero ahora no puedo darte más de 58.
 
El joven, sorprendido, agradeció al joyero su información y su tiempo, y corrió feliz hasta casa del anciano, al que contó emocionado la gran noticia.
 
– ¿Lo ves? – Dijo el maestro – Ayer todos aseguraban que el anillo no costaba siquiera una moneda de oro.
Con este favor que te he pedido, espero hayas despejado tus dudas. Dices que todos te critican, que dicen que no sirves para nada y que nunca serás nadie de provecho en la vida. Todos se comportan expertos. Pero son muy pocos los que verdaderamente lo son.

 
 
No permitas que personas inexpertas te valoren. Y no pienses que cualquiera puede ver en tí tu verdadero valor. Porque de igual manera que este anillo, tú eres una joya valiosa y única, que solamente podrá ser valorada por los ojos de un experto.