pensamiento

All posts tagged pensamiento

 
el buho, la alondra, los ciclos circadianos y el reloj interno
 
Sois muchos los que tenéis la costumbre de permanecer despiertos, leyendo o viendo algún programa en la televisión hasta altas horas de la noche siempre que vuestras obligaciones cotidianas os permiten hacerlo.
 
Otros, por el contrario, probablemente no podáis ni siquiera estar los domingos en la cama una vez amanezca, aun cuando la víspera hayáis trasnochado más de la cuenta.
 
A veces, se trata de costumbres o hábitos que vamos adquiriendo con el tiempo. Otras, son consecuencia de nuestros horarios laborales u otras obligaciones.
 
Sin embargo, para muchos de nosotros, madrugar o trasnochar no es sólo cuestión de factores externos o imposiciones horarias, sino del funcionamiento de nuestro propio reloj interno.
 
Los ritmos circadianos son mecanismos que generamos de un modo automático en el núcleo supraquiasmático, que se encuentra en el hipotálamo, y nos permiten ajustar el funcionamiento de nuestro cuerpo a los ciclos biológicos y variaciones ambientales, como las condiciones de luz y temperatura, las fases del sueño, la alimentación, actividad hormonal o regeneración celular, entre muchas otras. Es este nuestro reloj interno del que tanto hemos oído hablar.
 
En lo que se refiere exclusivamente al sueño, respecto al ajuste del ritmo circadiano al ciclo Día-Noche, diversos estudios han establecido 2 cronotipos, es decir, que existen dos tipos de personas, según sus características:
 

Alondras:

Como el ave que les da nombre, son aquellas personas que parece no les cueste esfuerzo madrugar, que se despiertan incluso sin necesidad de despertador y se encuentran activos y productivos desde primerísima hora en cuanto amanece, pero que se van apagando según se van acabando las horas del día. Lo más habitual es que no permanezcan despiertos más allá de las diez u once de la noche…
 

Buhos:

igual que el ave nocturna, se trata de personas que a pesar de madrugar (muchas veces por obligación), no consiguen su mayor momento de productividad hasta pasado el mediodía. Van despertando y activando sus “radares”según va avanzando la jornada y difícilmente se acuestan antes de las 2 o las 3 de la madrugada si pueden evitarlo.
 
Se cree que un 10% de la población pertenece al grupo de las alondras y un 20% al grupo de los buhos. El resto, alrededor del 70% de la población, se ajusta al ciclo Día-Noche, con mayor o menor tendencia a alguno de esos extremos, pero en proporciones aceptables. A estos se les ha acuñado el término “colibrí”.
 
 
El siguiente cuestionario, elaborado por los cronobiólogos Horne y Otsberg, te permitirá conocer la tendencia que tienes hacia un cronotipo determinado debido a tus particulares ciclos biológicos. Una vez lo conozcas, podrás organizar tu vida y tus actividades cotidianas de manera que puedas sacarles el mayor partido posible, adecuándolos a los momentos de mayor energía y productividad de cada jornada, aprovechando, de esta manera, todo tu potencial.
 
Cuestionario Matutinidad-Vespertinidad de Horne y Otsberg
 
 
Y en el siguiente video, el experto en cronobiología Till Roenneberg habla con Eduard Punset sobre esos relojes biológicos que rigen nuestra vida.
 

 
Entonces, ¿eres tú un ave matutina? ¿Nocturna? O, ¿te adaptas a las condiciones como el pequeño colibrí?
 
 

 
El Señor de las Moscas
 
Título Original:
The Lord of the Flies
 
Director:
Harry Hook
 
Intérpretes:
Balthazar Getty, Chris Furrh, Danuel Pipoly, James Badge Dale, Andrew Taft, Edward Taft
 
 
 
 
 
 
Película de Harry Hook (1990) basada en la novela del Premio Nobel William Golding.
 
La historia narra la aventura que viven un grupo de niños de entre 5 y 12 años en una isla desierta, después de estrellarse el avión en el que viajaban. Sin adultos supervivientes, inicialmente los niños se organizan civilizadamente, hasta que comienzan a aflorar las primeras diferencias entre los que luchan por el orden y los que prefieren el camino fácil.
 
Entre líneas puede entreverse la dura crítica a la sociedad actual que pervierte al hombre hasta el punto de que deja de ser hombre. Una historia acerca de la condición humana y de sus valores, donde el miedo, adquiere verdadera importancia y que nos hace reflexionar acerca del “Homo Homini Lupus”, de si es propio del ser humano comportarse como un lobo ante el propio ser humano, o si es condicionado por el sistema que le rige, y que es el que lo acaba transformando en lobo.
 
 

“los mayores tienen una sociedad que corrompe al hombre”

 
 

 
 

 
matrix el miedo al cambio y la realidad relativa
 
Título Original:
The Matrix
 
Director:
Andy y Lana Wachowski
 
Intérpretes:
Keanu Reeves, Laurence Fishburne, Carrie-Anne Moss, Hugo Weaving
 
 
 
 
 
 
Finales del siglo XXII. La Tierra ha sido devastada y la inteligencia artificial gobierna el mundo. Los seres humanos somos cultivados físicamente, y solo servimos para proporcionar alimento y energía a las máquinas.
 
Durante el desarrollo y crecimiento de nuestros cuerpos en sus campos de cultivo, nuestras mentes son conectadas a un mundo de simulación alternativa o realidad virtual llamado Matrix. Aparentemente, todo nos parece la vida que conocemos hoy, gente que va a trabajar, gente que se enamora, gente que nace, gente que muere, días de sol y días de lluvia. Y sin embargo, todo es producto de un programa informático y somos parte de una ilusión colectiva.
 
Solo un grupo en la resistencia, liderado por Morpheo, conoce la verdad. Y buscarán al Elegido para poder liberar al mundo de la Matrix.
 


 
 
Para muchos, la trilogía Matrix, podría tratarse, junto con El Show de Truman” de la versión moderna del Mito de la Caverna de Platón, y del que hablamos también en el    Artículo sobre la Realidad Relativa.
 
 
Por último, merece la pena destacar algunas frases de la cinta que son las que nos muestran el verdadero sentido de esta historia:
 
 
“Matrix nos rodea. Está por todas partes. Incluso ahora en esta misma habitación. Puedes verla si miras por la ventana. O al encender la televisión. Puedes sentirla cuando vas a trabajar, cuando vas a la iglesia o cuando pagas tus impuestos. Es el mundo que ha sido puesto ante tus ojos para ocultarte la verdad: Que eres un esclavo. Igual que los demás, naciste en cautiverio. Naciste en una prisión que no puedes ni saborear, ni oler, ni tocar. Una prisión para tu mente”
 
“Intento liberar tu mente. Pero yo solo puedo mostrarte la puerta. Eres tu quien la tiene que atravesar”
 
“Tienes que entender que la mayoría de ellos no están preparados para ser desactivados. Y muchos están tan habituados, dependen tanto del sistema que lucharían para protegerla”
 
“No intentes doblar la cuchara. Eso es imposible. En vez de eso solo procura comprender la verdad. Que no hay cuchara. Si lo hacer, verás que no es la cuchara la que se dobla, sino Tú mismo”
 
“Es la pregunta la que nos impulsa, Neo. Es la pregunta la que te ha traído aquí”
 
“Confía en mí. Ya has estado allí. Conoces ese camino, sabes exactamente dónde acaba. Y yo sé que no es donde quieres estar”
 
 
En definitiva, nada es lo que es, sino que todo es como nosotros lo percibimos. Y que en última instancia, somos nosotros los que creamos nuestra propia realidad con nuestras creencias y pensamientos.
 
 
 

 
El Club de la Lucha
 
Título Original:
Fight Club
 
Director:
David Fincher
 
Intérpretes:
Edward Norton, Brad Pitt, Helena Bonham Carter
 
 
 
 
 
 
Adaptación al cine de la novela de Chuck Palhniuk, y que según su autor, estaba basada en hechos reales, “El Club de la Lucha” es una de esas películas que te atrapa y te mantiene en tensión desde el primer fotograma hasta el desenlace final, un desenlace totalmente inesperado que sin duda, sorprende a todo espectador.
 
La magnífica interpretación de sus protagonistas, Edward Norton, impecable, consiguiendo que el espectador se identifique con su personaje, y Brad Pitt, cuyos diálogos y críticas apuntan directamente a la sociedad actual, al consumismo y al conformismo, hacen de esta película mucho más que un filme de peleas y sangre que, si bien es un elemento constante, no es ni mucho menos el eje principal de la trama.
 
Una de esas películas imprescindibles, que sin duda nos hará pensar en el significado y el camino que estamos dando a nuestras vidas.
 
Para muchos, la obra maestra de David Fincher, incluso superior, si cabe, a la de “Seven”.
 
 


 
 

 
Películas de Culto: Cine Actual para el Desarrollo Personal
 
Para todos aquellos que no son muy aficionados a leer (hábito el cual, desde aquí, recomendamos encarecidamente) y no quieran o no  puedan aprovechar la   sección sobre lecturas interesantes   que tenemos en el blog, o para todos aquellos que sí lo quieran y deseen ampliar aún más sus horizontes con una pizca de cultura audiovisual, hemos decidido alimentar también esta sección dedicada exclusivamente al mundo cinematográfico, con algunas de las películas del cine moderno que creemos tratan temas y conceptos estrechamente relacionados con el desarrollo personal.
 
Junto con la ficha y el trailer de cada una de las películas, hemos querido añadir nuestras propias reflexiones y anotaciones.
 
Esperamos puedan servirte de guía en tu propio crecimiento…
 
 
 
El Club de la LuchaEL CLUB DE LA LUCHA (FIGHT CLUB)
 
 
 
 
 
 
 
 
matrix el miedo al cambio y la realidad relativaMATRIX (THE MATRIX)
 
 
 
 
 
 
 
 
En Busca de la FelicidadEN BUSCA DE LA FELICIDAD (THE PURSUIT OF HAPPYNESS)
 
 
 
 
 
 
 
 
La Vida de PiLA VIDA DE PI (LIFE OF PI)
 
 
 
 
 
 
 
 
una mente maravillosaUNA MENTE MARAVILLOSA (A BEAUTIFUL MIND)
 
 
 
 
 
 
 
 
El Señor de las MoscasEL SEÑOR DE LAS MOSCAS
 
 
 
 
 
 
 
 
Un milagro para Helen KellerUN MILAGRO PARA HELEN
 
 
 
 
 
 
 
 
Admitido (Accepted)  la película ADMITIDO (ACCEPTED)
 
 
 
 
 
 
 
 
El Profesor Holland, la película EL PROFESOR HOLLAND (Mr. HOLLAND´S OPUS)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
El mundo del cine y de la literatura es para las personas, además de un pasatiempo, un excelente medio con el que poder transmitir e inculcar valores morales, profundizar en algunos de los aspectos psicológicos que nos incumben y deberían preocuparnos, aportar enseñanzas y experiencias que nos permitan encontrar el verdadero significado de nuestra vida, nuestro estado de bienestar y, en definitiva, la búsqueda de nuestra Felicidad.
 
Esta sección pretende reunir las que para nosotros, puedan ser las más enriquecedoras películas y obras literarias que hemos tenido la fortuna de disfrutar hasta la fecha.
 
A modo de ejemplo, títulos tan aparentemente diferentes como “The Matrix” de los hermanos Wachowski, o “El Alquimista” de Paulo Coelho, tendrán un merecido lugar en esta sección.
 
 
 
rincón de lecturas

EL RINCÓN DE LECTURAS

 
 
 
Películas de Culto: Cine Actual para el Desarrollo Personal
PELÍCULAS DE CULTO

 
 

 
La Incubación de Sueños, la Manera más Eficaz de Consultar con la Almohada
 
 

“Dormir es la Mejor Manera de Meditar”
                                                                                                    (Dalai Lama)
 
 
Nuestros sueños pueden ser el camino a la formación de nuevas ideas o proyectos, a la resolución de nuestras dudas o nuestros problemas o a la recreación de nuestros recuerdos.
 
Se denomina Incubación de Sueños y consiste en una técnica que debe ser practicada e “incubada” durante un período de tiempo no menor a 20-30 días, de modo que nuestro inconsciente se acomode a la práctica y comience a ser verdaderamente efectiva una vez lo hayamos convertido en un hábito.
 
No es más que, por decirlo de alguna manera, “plantar una semilla en nuestra mente” y aprovechar el periodo de sueño para que nuestro inconsciente trabaje y haga florecer esa semilla.
 
Justo antes de dormir debemos concentrarnos en la situación, la persona, la idea que nos preocupa y a la cual pretendemos encontrar respuesta. Debemos comenzar con ideas o imágenes sencillas, preguntas simples y concretas. Al ser una práctica nueva debemos facilitar la tarea en los primeros intentos: si pretendemos evaluar una relación con una persona bastará con tener una imagen de esa persona en nuestra mesita de noche y grabar esa imagen en el momento de disponernos a dormir; si se trata de un nuevo proyecto, la imagen de un plano o una idea que tengamos en la cabeza puede ser esa semilla que necesitamos para que el proceso se vaya gestando durante el sueño. Es tan sencillo como llevarnos ese último pensamiento a la cama con nosotros, bien claro y bien nítido y bien real. Inicialmente deberíamos ser concretos para facilitar el trabajo a nuestro inconsciente. Pero con la práctica podremos trabajar cualquier tipo de ideas, preguntas o situaciones más o menos complicadas…
 
Es una técnica muy efectiva. Al principio no obtendrá los mejores resultados, pero nuestro inconsciente, una vez lo hayamos adquirido como hábito, lo irá perfeccionando hasta límites increíbles.
 
De hecho, es una técnica que se ha venido practicando con enorme éxito desde las más antiguas civilizaciones. Solo requiere un poco de fe y constancia para obtener los mejores resultados.
 
La técnica es así de sencilla. Una vez vayamos a disponernos a dormir, visualizamos la imagen, la idea, la situación a la cual queremos dedicar nuestros sueños. Debemos ser capaces de visualizarlo como si fuera real, y sentirlo como si realmente fuera real. Hecho esto solo queda cerrar los ojos y dormir. A partir de este momento el inconsciente hará que ello vuelva a venir a nuestra mente y comience a trabajar una vez estemos dormidos.

Y una vez despertemos, debemos anotar todos y cada uno de los detalles e ideas que nos vengan a la cabeza en relación al sueño. Debemos hacerlo nada más despertar. Se recomienda hacerlo incluso con la luz apagada, y antes de incorporarse siquiera, ya que muchas veces los sueños comienzan a olvidarse nada más comenzamos a distraernos.
 
Si no recordamos el sueño, analizaremos nuestro estado de ánimo o estado físico. Si nos hemos despertado relajados o agotados, con molestias en la espalda, dolor de cabeza, etc. Muchas veces, el simple hecho de analizar nuestro estado físico o emocional, hace que los recuerdos de la noche emerjan rápidamente a nuestra mente consciente.
 
Y ahora sólo queda analizar los resultados. Las ideas y soluciones han surgido (o irán surgiendo). Algunas será mejores o peores, algunas serán desechables y prescindibles, pero otras llegarán a ser valiosas aportaciones. Y si vuelven a surgir nuevas dudas, podemos volver a repetir el proceso una vez más y cuantas veces sea necesario, antes de disponernos a dormir cada noche. Merece la pena intentarlo.
 
 

 
Sembrando, regando y enriqueciendo nuestras relaciones personales
 

El ser humano ha sentido siempre una cierta aversión al riesgo y le cuesta salir de la comodidad que le proporciona su zona de confort, haciéndose evitar tomar decisiones que puedan afectar a su rutina y a esa Ley del mínimo esfuerzo a la que se aferra fuertemente, evitando al mismo tiempo que cambie el transcurso de su vida y limitando la manera como interactua con todo lo que le rodea.
 
Y sin embargo, si de verdad pretendemos crecer como personas, tanto en los negocios, profesionalmente, como en la vida de un modo más espiritual, lo primero que debemos hacer es dejar esa zona nuestra de confort y estalecer nuevos vínculos en nuestras relaciones personales.
 
una de las más bellas manifestaciones del hombre es el don de compartir. Y resulta verdaderamente gratificante poder compartir experiencias, recuerdos, pensamientos o ideas con otras personas. Sentir que disfrutamos compartiendo, y que al mismo tiempo, agradecemos que esas otras personas puedan sentirse interesadas por aquello que hayamos podido aportar.
 
Todos nos sentimos halagados cuando vemos que la gente está dispuesta a compartir con nosotros y valora nuestras opiniones, nos escucha y nos respeta. El don de compartir es multidireccional. Cuando sientes que tu interlocutor se preocupa por un verdadero acercamiento verbal agradable, realmente sientes que formas parte de un equipo que se mueve en sintonía. Debemos sentirnos agradecidos ante aquel que nos dedica su tiempo compartiendo ideas con nosotros, y felices de que hayamos podido hacerlo.
 
No nos dé miedo establecer círciulos sociales nuevos. Diferentes puntos de vista, ideas o condiciones , no hacen sino enriquecernos de un modo más intenso. Además, rodearse de personas abiertas, con ganas de aportar sus propias vivencias y su mundo, dispuestas a sentirse escuchadas y a dedicar su tiempo para con otras personas, hará que todos en el grupo se conviertan en personas de objetivos y con viva ambición, porque algo habrá despertado su inconsciente instinto del verdadero desarrollo como ser humano racional. Las reuniones de personas motivadas, con pensamientos y creencias positivizantes, provoca un enriquecimiento infinitamente mayor de todo el conjunto.
 
La verdadera llave que abre la puerta a la prosperidad es aquella que nos ayuda a salir de nuestra zona de confort y explorar lo desconocido, que nos acerca a todo un nuevo mundo de experiencias y que programará irremediablemente nuestra conciencia para nuestro futuro éxito.

 
 

 

La Mnemotecnia, en Busca de Una Memoria Prodigiosa

 

Todos nosotros, alguna vez en nuestra vida, nos hemos visto incapaces de recordar acontecimientos o datos que incluso acabábamos de intentar memorizar. Hemos olvidado números de teléfono de toda la vida, una vez que hemos empezado a guardar nuestros contactos en agendas electrónicas y otros tantos dispositivos de nueva generación. Hemos comprobado cómo de una lista de pocos artículos, volvíamos del supermercado con la mitad de la compra porque no hemos sido capaces de recordar aquello que queríamos comprar…

Y sin embargo, hay ciertas cosas que hemos aprendido, algunas de ellas en nuestros primeros años de vida, que nunca se nos olvidan.

Siendo muy niño me enseñaron que:

Andalucía tiene 8 provincias, desde Huelva hasta Cadiz;
Abril, junio, septiembre y noviembre tienen 30 días, febrero 28 (por lo general) y el resto de meses tienen 31;
Mezclando el rojo y el amarillo obtengo el naranja, y el verde cuando mezclo el amarillo con el azul;
Que la Revolución Francesa ocurrió en 1789;

He recordado estos datos sin ningún problema porque mi cerebro las ha asociado con una serie de datos o ideas que tengo bien acomodadas en el inconsciente.

¿Qué hace que unas cosas se recuerden fácilmente y otras no consigan permanecer en nuestra memoria?

Una frase tarareada a modo de canción, una rima sencilla, una fecha cuyas cifras han resultado divertidas, hacen que un concepto a memorizar lo asociemos con una serie de factores que harán que nos resulte más fácil traerlo a nuestra mente y recordarlo. La mayor parte de las cosas que hemos aprendido a lo largo de nuestra vida las hemos acabado olvidando, porque nuestra mente no ha creado asociaciones entre aquellos datos y otros datos, factores o acontecimientos que por alguna razón recordamos constantemente.

No somos capaces de recordar lo que cenamos anoche, pero difícilmente olvidaremos nunca aquella mañana que sufrimos un accidente de tráfico. Por alguna razón, incluso por razones emocionales, nuestro inconsciente es capaz de asociar diferentes datos en nuestra mente y por eso somos capaces de recordar algunas cosas pero no otras.

Sin embargo, sabiendo que las asociaciones favorecen a nuestra capacidad de memoria, podemos crear nuestras propias asociaciones de una manera consciente, haciendo de nuestro cerebro una potente máquina de recordar.

La mnemotecnia es la disciplina que estudia diferentes ejercicios de asociaciones destinados a mejorar nuestra memoria. Algo aparentemente complicado como aprender una lista ordenada de 50 palabras en unos pocos segundos, memorizar el orden de los naipes en una baraja de cartas, o identificar gran cantidad de rostros con un nombre y un número de teléfono, son resultados fáciles de alcanzar para aquel que dedique un poquito de su tiempo a ejercitar su capacidad mnemotécnica. Merece la pena. No solo por la satisfacción que genera saber que estamos adquiriendo una memoria prodigiosa, sino porque además resulta una técnica realmente divertida.

Pocos son los que se han decidido a hablar o escribir sobre el  arte de la mnemotécnica, y sin embargo, se sabe que algunos ilustrados de la Grecia Antigua ya la conocían y la practicaban, demostrando al resto sus habilidades, a veces, casi sobrenaturales:

 

“…las personas que deseen educar la memoria han de seleccionar lugares y han de formar imágenes mentales de las cosas que deseen recordar,
y almacén de esas imágenes en los lugares (que ya tienen dispuestos en a memoria) de modo que el orden de los lugares asegure el orden de las cosas,
y de modo que las imágenes de las cosas denoten las cosas mismas…”

                              (Cicerón, 106 a.C – 43 a.C)

 

Existen diversas técnicas mnemotécnicas probadas y comprobadas a lo largo de los tiempos. Aquella a la que se refería Cicerón se basa en asociar esos datos con diferentes lugares o estancias que forman parte de nuestra vida cotidiana y conocemos al detalle. Otras se basan en asociar los datos que pretendemos memorizar con un listado de números planteados de una manera diferente;  Las hay que asocian los datos con historias encadenadas, hay asociaciones fonéticas, etc.

En mi caso, por ejemplo, que me encanta conducir, me gusta asociar y visualizar las imágenes de los conceptos a memorizar con cada curva, paso de peatones, semáforo, rotonda, edificio o  puente que encuentro en mi camino del trabajo a casa, que no es sino el mismo Método “Loci” que practicaba Cicerón. Así, para recordar por ejemplo, mi lista de la compra, sólo tengo que imaginarme conduciendo mi coche hacia casa, y los conceptos aparecerán solos en mi mente.

Diferentes técnicas sirven para diferentes propósitos, pero todas son realmente efectivas si se les dedica un poquito de tiempo al principio. Una vez hayamos adquirido el hábito, las asociaciones se harán automáticamente y se almacenarán en nuestro cerebro listas para poder ser recordadas…

En el siguiente enlace podrás descargar gratuitamente un “Manual Sobre Mnemotecnia“, de Luis Sebastián. Desde aquí queremos darle las gracias por su labor y dedicación a esta disciplina.

Y para todos aquellos que quieran ir un poquito más allá y conocer los límites de su memoria, les invito a leer la enciclopedia de la Mnemotecnia,  “Cómo Desarrollar una Supermemoria”, de  Harry Lorayne.

Esperamos podáis aprovechar todas y cada una de ellas.

 

 

 

El Dinero y la Espiritualidad son Naturales al Ser Humano

 

Las personas hemos crecido  autoconvenciéndonos de que el dinero es capaz de generarnos una enorme satisfacción, pero que al mismo tiempo supone un atentado contra nuestro aspecto más espiritual, porque algo en algún momento de nuestra vida nos ha hecho creer que el dinero es algo sucio, y que es de alguna manera sucia como se generan las mayores riquezas y que no es sino a costa de otras personas como realmente se consigue.
La sociedad actual ha aprendido a hacerlo de la manera más mezquina y egoísta, gracias a los nuevos mafiosos obsesionados con amasar la mayor de las fortunas a base de engaños y extorsión. Nos rodean, nos gobiernan y nos dominan, y acabamos creyendo que es así como se crea una fortuna al mismo tiempo que nos van sacando nuestra sangre y nuestro dinero para crear la suya propia.

Pero no es así. El dinero no es malo. Ese es el tópico con el que han crecido nuestras emociones y nuestras creencias.

El dinero es algo vivo. Es energía que necesita fluir, y no lo hacemos fluir porque nos invaden los miedos, y más aun en tiempos de crisis, que nos hacen temer gastar y sentimos que tenemos demasiado cerca la escasez.

Toda creencia limitante nos frena, nos bloquea y nos cierra las puertas al bienestar. Rechacemos toda actitud de humildad, de sacrificio, de carencia o necesidad. Podremos atascarnos en momentos económicos delicados en nuestra vida, pero siempre pensaremos en la abundancia y nos comportaremos como así lo fuera, y acabaremos atrayendo ese dinero, para poder contribuir a mejorar nuestra vida, y al mismo tiempo, podremos mejorar también nuestro mundo.

Porque el dinero y la riqueza son propios al ser humano. Hemos venido a este mundo a dar lo mejor de nosotros mismos, y esta es una de las recompensas a ese esfuerzo y un medio insustituible para dar todavía mucho mas, y también para darlo mucho mejor.

Hay dinero suficiente como para generar riqueza en todos los seres humanos, y podemos estar seguros que no tiene por qué acabarse…

La Ley de la Correspondencia premia al que corresponde, y el dinero siempre abre una puerta a la evolución y al progreso, que no es sino una de nuestras tareas en esta vida, hacer que nuestro paso por ella deje una huella positiva y profunda… Y marcharnos de aquí habiendo dejado el mundo mejor de como lo hemos encontrado a nuestra llegada.

El Universo ha querido que el hombre posea dinero, es parte de nosotros y nos corresponde. Nacimos para ser ricos y financieramente libres a la vez que honrados. Por eso no debemos odiar a los ricos, pero sí la manera como algunos han llegado a ser ricos.

Todos llevamos dentro el espíritu de la abundancia y del bienestar. Debemos regar nuestra vida con ello, y creer en su poder ilimitado.

La abundancia nos pertenece… Siente que ya la tienes, y tarde o temprano la acabarás teniendo.

 

En el siguiente Link encontrarás la obra de Wallace D. Wattles, “La Ciencia de Hacerse Rico”, una obra que su propio autor ha querido distribuir totalmente gratis para que todos podamos  acceder al conocimiento de esta Ley tan potente que Gobierna nuestro Universo.

 

LA CIENCIA DE HACERSE RICO (de Wallace D. Wattles)