respiración

All posts tagged respiración

 
 
mens sana et corpore sanoMENS SANA ET CORPORE SANO. EJERCITA TU CUERPO Y TU MENTE
 
 
 
 
 
 
 
 
PilatesPILATES. EL DESARROLLO COORDINADO DE MENTE, CUERPO Y ESPÍRITU
 
 
 
 
 
 
 
 
sexo es vidaKEGEL. UNA SEXUALIDAD CAPAZ DE MEJORAR TU VIDA
 
 
 
 
 
 
 
 
alimentación sana y naturalLA ALIMENTACIÓN. CONVIERTE UN BUEN HÁBITO EN MEDICINA
 
 
 
 
 
 
 
 
yogaYOGA. LA RELAJACIÓN Y EL DOMINIO DEL CUERPO Y LA MENTE
 
 
 
 
 
 
 
 
la medicina natural como prevenciónLA MEDICINA NATURAL COMO PREVENCIÓN
 
 
 
 
 
 
 
 
No Estamos Predestinados GenéticamenteNUESTRA HERENCIA NO VIENE PREDESTINADA GENÉTICAMENTE
 
 
 
 
 
 
 
 
Combatir el InsomnioTRASTORNOS DEL SUEÑO. CÓMO COMBATIR EL INSOMNIO
 
 
 
 
 
 
 
 
la siestaLA SIESTA. UN BUEN MOMENTO PARA RECARGAR ENERGÍA
 
 
 
 
 
 
 
 
puedes dejar de fumar y de ser esclavo del tabacoPUEDES DEJA DE FUMAR Y DE SER ESCLAVO DEL TABACO
 
 
 
 
 
 
 
 
Consejos Para Combatir el Cansancio y la FatigaCONSEJOS PARA COMBATIR EL CANSANCIO Y LA FATIGA
 
 
 
 
 
 
 
 
la importancia de cerrar bien las puertas en la vidaLA IMPORTANCIA DE CERRAR BIEN LAS PUERTAS EN LA VIDA
 
 
 
 
 
 
 
 
La Esencia del Liderazgo y la Metáfora del JardínLA ESENCIA DEL LIDERAZGO Y LA METÁFORA DEL JARDÍN
 
 
 
 
 
 
 
 
La Quiropráctica, la medicina inteligenteLA QUIROPRÁCTICA, UNA MEDICINA INTELIGENTE

 
 
 
 
 
 
 
 
el veganismo y el respeto al mundo que nos rodea EL VEGANISMO Y EL RESPETO AL MUNDO QUE NOS RODEA
 
 
 
 
 
 
 
 
la regla de los 2 minutos LA REGLA DE LOS 2 MINUTOS: LA MANERA MÁS SENCILLA DE ADQUIRIR NUEVOS HÁBITOS Y SER MÁS PRODUCTIVO
 
 
 
 
 
 
 
 
salud e higiene alimentarias SALUD E HIGIENE ALIMENTARIAS. MANUAL DEL BUEN MANIPULADOR DE ALIMENTOS
 
 
 
 
 
 
 
 
Homer Simpson y el sueño polifásicoEL SUEÑO POLIFÁSICO. BUSCANDO OPTIMIZAR NUESTRO CICLO DEL SUEÑO
 
 
 
 
 
 
 
 
La obesidad infantil y la epidemia del siglo XXI LA OBESIDAD INFANTIL Y LA VERDAD DETRÁS DE LA INDUSTRIA ALIMENTARIA
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

los gestos y las mentiras

Cuando hablamos, lo ideal sería que siempre fuéramos con la verdad por delante.
Sin embargo, muchas veces, por educación o por no hacerle daño a la persona que tenemos al lado, nos vemos en la obligación de mentir o no ser del todo sinceros.

Nuestros gestos y nuestra actitud corporal, pueden delatarnos en esas ocasiones. Podremos ser totalmente convincentes con nuestras palabras, pero nuestro lenguaje no verbal puede estar dando otro tipo de señales a nuestro interlocutor.
Este aspecto resulta de vital importancia cuando la persona que miente o no termina de decir la verdad, es aquella que tenemos frente a nosotros…
Y es que el ser humano tiene la capacidad de comunicarse entre líneas, inconscientemente, y sin ni siquiera desearlo, lo cual, puede volverse muchas veces en su contra.

Pocas personas pueden evitar que sus actos o sus gestos los delaten. Puede ser el caso de los profesionales de la mentira, como los magos, los ilusionistas, los actores, los vendedores charlatanes o políticos y abogados… pero por norma general, es totalmente cierto aquello que se dice de que nuestra cara y nuestros gestos, son el espejo de nuestro alma…

Conviene tener presente que no podemos evaluar un gesto o un matiz en la expresión de la cara de nuestro interlocutor tomando ese dato y sacándolo del contexto general de la situación. Hay que tener una visión general de la misma y una señal aislada puede no significar absolutamente nada. Pero nunca está de más permanecer alerta ante esas primeras señales puntuales…

1.   Una persona que mueve las manos con naturalidad durante la conversación y repentinamente limita sus movimientos, es probable que esté planeando mentir u ocultar alguna información que considera debería decirnos.

Lo mismo ocurre cuando sucede a revés: que repentinamente comience a mover las manos o hacer determinados gestos reiteradamente: tocarse la cara (especialmente la nariz, las orejas, el cuello), esconder la boca detrás de la mano, morder un bolígrafo u otros objetos.

2.   Subir el tono de voz o hablar más rápido de cómo se venía hablando durante la conversación, o titubear con determinadas palabras durante la misma.

3.   Esquivar la mirada e intentar evitar en cierto modo el contacto visual con nosotros. Puede aumentar su ritmo de pestañeo. Incuso si tuviéramos oportunidad de verlo, se ha comprobado que aumenta considerablemente el tamaño de las pupilas cuando el individuo se acerca al momento de tensión de una mentira.

4.   Parecer incómodo en su asiento, o no saber cómo descansar sus brazos o sus piernas. El hecho de cruzarlos denota una actitud defensiva y no es ninguna buena señal para nosotros…

Por otro lado, los problemas personales o los nervios pueden provocar que interactuemos de manera diferente a como lo hacemos habitualmente, lo cual no implica, ni mucho menos, que tengamos intención de mentir ni engañar…   como decíamos un poco más arriba, conviene activar nuestro estado de alerta ante las primeras señales de este tipo que puedan aparecer en nuestro interlocutor, pero nunca sacar las cosas de su propio contexto.

 

 

 
yoga
 
En la cultura india, Yoga es un término que significa conjunción y se basa en la relación mística que se establece entre el ser humano y la Esencia Suprema. Relación que se alcanza a través del dominio absoluto del cuerpo, por medio de ejercicios de respiración,  y enfocando todos los  sentidos. Con la mirada centrada en  objetos cercanos, o el oído centrado en captar sonidos especiales, que serían insignificantes en cualquier otro momento, para poder alcanzar el éxtasis, momento en el que el cuerpo y el espíritu se liberan, flotando  al margen de todo recuerdo y de toda duda.
 
Esta practica oriental milenaria se viene imponiendo con fuerza en nuestra cultura occidental, en cierta medida, empujada por un deseo de equilibrio, imposible en una sociedad tan incómoda y exigente en la que nos movemos. La práctica habitual de algunas modalidades del Yoga, especialmente la Asana y la Pranayama, que se centran en las posturas y el control de la respiración,  pueden ayudarnos a alcanzar la armonía. Algo vital en un mundo en el que nos vemos constantemente rodeados de prisas, gritos y stress.
 
El Yoga bien practicado mejora la salud, el equilibrio mental y el desarrollo espiritual y emocional.
 
Disminuye nuestra presión sanguínea, la frecuencia cardíaca e incluso la tasa de colesterol. Alivia dolores articulares y  regula la producción hormonal y el flujo menstrual. Y lo mas importante, nos hace sobrellevar los altibajos de la vida con una actitud más positiva.
 
 
Pero, ¿y cómo funciona?
 
Con la práctica de determinados ejercicios  enfocados a la relajación  y a la regulación de nuestra respiración,  nuestro cuerpo  y nuestra mente alcanzan un grado de concentración, óptimo para la meditación, que es el punto de inicio para el autocontrol y el desarrollo de toda actividad emocional,  intelectual o física, de la manera más eficiente posible.
 
Toda ansiedad y tensión perjudica nuestra salud y nuestra felicidad.   Una  práctica habitual de Yoga nos aliviará de toda la pesada carga que la vida moderna decide poner sobre nosotros. Pues la mayor parte de las dificultades que encontramos en nuestra vida, pueden ser resueltos con un cierto grado de autodisciplina, llegando a ser  capaces de controlar todos los aspectos de nuestro ser,  actuando incluso como barrera física a muchas de las enfermedades que nos invaden cada día.
 
 

 
Pilates

 
El metodo Pilates, tal como lo definiera su creador Joseph Pilates (1880-1967)
 

“es la ciencia y arte del desarrollo coordinado de la mente,
el cuerpo y el espiritu a traves de movimientos naturales bajo el estricto control de la voluntad”

 
No consiste en ejercicios agresivos mediante el levantamiento de pesos, de fuerza o resistencia, sino de ejercicios de tension y estiramiento del cuerpo, dando especial importancia a los abdominales, la base de la espalda y los gluteos, lo que se denomina “centro de fuerza” o “mansión del poder”.
 
Se trata de una serie de ejercicios con movimientos lentos y suaves donde entran a actuar factores como la precision, la respiracion, la concentracion o el control del cuerpo.
 
En otras palabras, una buena disciplina en el ejercicio permite desarrollar nuestros movimientos. Equilibradamente, refuerza nuestro control del cuerpo, nuestra concentracion, nuestra atención y disciplina, nuestra autoestima,  corrige nuestras posturas corporales, estiliza la figura tonificando nuestros musculos, y mejora nuestros sistemas sanguineo y linfatico.
 
En definitiva, nos permite fortalecernos de cuerpo y de mente.