visualización

All posts tagged visualización

 
los 5 tipos de soñadores
 
Hace unos días, echando un vistazo al libro “Escuela de Negocios” de Robert Kiyosaki , (para quien no lo sepa, Robert es uno de los mayores expertos en el mundo de los Negocios), me llamó la atención la clasificación que hacía de las personas en función de sus sueños. No me estoy refiriendo al mundo onírico, sino a esos sueños de futuro que todos deberíamos tener. Esos objetivos que nos proponemos en la vida…
 
Así, él distingue a cinco tipos de soñadores:
 
 

1. Están los soñadores que sueñan con el pasado

Son aquellos cuyos grandes logros en la vida se han quedado atrás en el pasado y de mismo modo, también sus pensamientos.
Una persona que sueña con su pasado, con aquellos días en los que tenía éxito en el deporte, en el ámbito sentimental o en el trabajo, es una persona que ha perdido la ilusión y que necesita crear un sueño para su futuro y de este modo hacer que su vida vuelva a la vida.
 
 

2. Están los soñadores que sueñan sólo sueños pequeños

Estas personas sólo sueñan sueños pequeños porque de esta manera se sienten confiados porque consideran fácil poder alcanzarlos. Lo más graciosos es que, a pesar de vivir sus vidas teniendo sueños que saben que pueden conseguir, parece que nunca quieran vivir esos sueños.
Son aquellos que e día de mañana dirán: “tenía que haber hecho aquello. Pero nunca me decidí a hacerlo…”
 
 

3. Están los soñadores que han alcanzado sus sueños pero no se han buscado nuevos sueños

Es, por ejemplo aquel joven que siempre deseó ser médico o abogado y ahora, después de conseguirlo, siente que su rutina se ha vuelto un tanto aburrida. La razón es porque él sigue anclado en un sueño pasado y sigue reviviéndolo en vez de salir a buscar una nueva aventura para su vida.
 
 

4. Están los soñadores que tienen grandes sueños pero andan por la vida sin alcanzar sus objetivos porque carecen de un plan que les permita conseguirlo

La mayoría de las personas pertenecen a este grupo. Sueñan en grande y luchan por hacer realidad sus sueños. El problema es que pretenden alcanzarlos solos, sin ningún plan y sin la ayuda de nadie. Y eso les hace estar luchando constantemente y pensando en “la gran oportunidad”, “el momento perfecto” o “la idea definitiva”.
 
 

5. Están los soñadores que sueñan en grande, que alcanzan sus sueños y buscan nuevos sueños cada vez más grandes

Es ese tipo de soñadores que todos desearíamos ser. Que tienen las ideas claras, un plan bien elaborado y el apoyo humano necesario para poder alcanzar sus objetivos.
Permanecen siempre motivados. Y para cuando han conseguido aquello que tanto deseaban ya ha buscado un nuevo sueño, aún más ambicioso, que les mantiene ilusionados y en un constante mirar hacia adelante.
 

Las personas menos felices son aquellas que
se han dado por vencidas en sus sueños

 
¿Y tú?
¿Qué tipo de soñador eres?
¿Tienes verdaderos sueños?
 
Te invito a evitar permanecer estancado en ningún recuerdo pasado de tu vida.
De modo que,siempre que lo desees, estarás a tiempo de caminar hacia el futuro… proyectando siempre nuevos y revitalizantes sueños.
 
 

 
El Poder del Subconsciente, Creer es Poder
 
Nuestra mente tiene la capacidad de crear ideas que transmite a nuestro cuerpo y hace que éste último reaccione ante ellas, a pesar de no tratarse de realidades. Dicho de otra manera, podemos llegar a hacer creer a nuestro cuerpo cosas y situaciones que sólo imaginamos, si la fuerza en la que las pensamos es lo suficientemente grande.
 
Para ilustrar esta idea hemos querido traer hoy un ejercicio de meditación. Escúchalo y sigue las instrucciones durante los 5 minutos que te llevará aplicarlo. Es un ejercicio de imaginación que te demostrará la importancia de un pensamiento positivo, las ventajas de una visualización de nuestros deseos o metas, y de la reacción física y respuesta de nuestro cuerpo a dichos estímulos.
 
 
ESCUCHAR EJERCICIO DE SUGESTIÓN
(si lo prefieres, puedes descargarlo mientras se reproduce, con botón derecho sobre la tecla del reproductor, y guardando el archivo como…)
 
 
El significado de este ejercicio es bien simple: nuestros pensamientos ejercen un enorme poder para sugestionar nuestro inconsciente.
 
Nuestra mente gobierna nuestro cuerpo. Pero nosotros, con nuestros pensamientos, somos capaces de influir y gobernar sobre nuestra parte subconsciente.
 
Del mismo modo, adoptando una mentalidad positiva, influiremos positivamente en los medios que nuestro inconsciente decida poner a nuestro alcance.
 
 

 
La Incubación de Sueños, la Manera más Eficaz de Consultar con la Almohada
 
 

“Dormir es la Mejor Manera de Meditar”
                                                                                                    (Dalai Lama)
 
 
Nuestros sueños pueden ser el camino a la formación de nuevas ideas o proyectos, a la resolución de nuestras dudas o nuestros problemas o a la recreación de nuestros recuerdos.
 
Se denomina Incubación de Sueños y consiste en una técnica que debe ser practicada e “incubada” durante un período de tiempo no menor a 20-30 días, de modo que nuestro inconsciente se acomode a la práctica y comience a ser verdaderamente efectiva una vez lo hayamos convertido en un hábito.
 
No es más que, por decirlo de alguna manera, “plantar una semilla en nuestra mente” y aprovechar el periodo de sueño para que nuestro inconsciente trabaje y haga florecer esa semilla.
 
Justo antes de dormir debemos concentrarnos en la situación, la persona, la idea que nos preocupa y a la cual pretendemos encontrar respuesta. Debemos comenzar con ideas o imágenes sencillas, preguntas simples y concretas. Al ser una práctica nueva debemos facilitar la tarea en los primeros intentos: si pretendemos evaluar una relación con una persona bastará con tener una imagen de esa persona en nuestra mesita de noche y grabar esa imagen en el momento de disponernos a dormir; si se trata de un nuevo proyecto, la imagen de un plano o una idea que tengamos en la cabeza puede ser esa semilla que necesitamos para que el proceso se vaya gestando durante el sueño. Es tan sencillo como llevarnos ese último pensamiento a la cama con nosotros, bien claro y bien nítido y bien real. Inicialmente deberíamos ser concretos para facilitar el trabajo a nuestro inconsciente. Pero con la práctica podremos trabajar cualquier tipo de ideas, preguntas o situaciones más o menos complicadas…
 
Es una técnica muy efectiva. Al principio no obtendrá los mejores resultados, pero nuestro inconsciente, una vez lo hayamos adquirido como hábito, lo irá perfeccionando hasta límites increíbles.
 
De hecho, es una técnica que se ha venido practicando con enorme éxito desde las más antiguas civilizaciones. Solo requiere un poco de fe y constancia para obtener los mejores resultados.
 
La técnica es así de sencilla. Una vez vayamos a disponernos a dormir, visualizamos la imagen, la idea, la situación a la cual queremos dedicar nuestros sueños. Debemos ser capaces de visualizarlo como si fuera real, y sentirlo como si realmente fuera real. Hecho esto solo queda cerrar los ojos y dormir. A partir de este momento el inconsciente hará que ello vuelva a venir a nuestra mente y comience a trabajar una vez estemos dormidos.

Y una vez despertemos, debemos anotar todos y cada uno de los detalles e ideas que nos vengan a la cabeza en relación al sueño. Debemos hacerlo nada más despertar. Se recomienda hacerlo incluso con la luz apagada, y antes de incorporarse siquiera, ya que muchas veces los sueños comienzan a olvidarse nada más comenzamos a distraernos.
 
Si no recordamos el sueño, analizaremos nuestro estado de ánimo o estado físico. Si nos hemos despertado relajados o agotados, con molestias en la espalda, dolor de cabeza, etc. Muchas veces, el simple hecho de analizar nuestro estado físico o emocional, hace que los recuerdos de la noche emerjan rápidamente a nuestra mente consciente.
 
Y ahora sólo queda analizar los resultados. Las ideas y soluciones han surgido (o irán surgiendo). Algunas será mejores o peores, algunas serán desechables y prescindibles, pero otras llegarán a ser valiosas aportaciones. Y si vuelven a surgir nuevas dudas, podemos volver a repetir el proceso una vez más y cuantas veces sea necesario, antes de disponernos a dormir cada noche. Merece la pena intentarlo.
 
 

 

El Alquimista (por Paulo Coelho)

 
La importancia de los sueños o las metas personales en busca de la felicidad, contado a través de la historia de un joven pastor andaluz, Santiago, que vende su rebaño de ovejas para viajar y conocer el mundo, luchando por un deseo, su Leyenda Personal, que le llevará hasta  África, más allá del desierto, junto a las majestuosas pirámides de Egipto.

 
Durante su camino,  el encuentro con diferentes personajes le traerá importantes lecciones acerca de la Vida:
 
Melquisedec, el Sabio rey de Salem, que le alecciona acerca de las señales que se le presentan en el camino a su propia Leyenda Personal,
 

“todo es una sóla cosa. Y cuando quieres algo,
ttodo el Universo conspira para que realices tu deseo”

 

El Mercader de Cristales, con una mentalidad más conformista, en ocasiones, fatalista. Con su propia Leyenda Personal por cumplir, un vital viaje hasta la Meca, como buen practicante de las enseñanzas de Corán, se siente incapaz de hacerlo, en parte, porque una vez haya alcanzado su meta,  su vida dejará de tener  sentido.

 

“tengo miedo de que sea una gran decepción,
y por eso prefiero seguir soñando”

 

En contrapunto a la mentalidad de Melquisedec, está convencido de la incapacidad de las personas para elegir su propio destino,

 

… no tenía elección.
Había pasado treinta años de su vida comprando y vendiendo piezas de cristal,
y ahora era demasiado tarde para cambiar de rumbo…

 

El viajero Inglés, en busca de los secretos de la Alquimia, la Piedra filosofal y el Elixir de la Vida Eterna, le hace comprender a Santiago que la manera de buscar desesperadamente las respuestas mediante razonamientos lógicos es lo que impide alcanzar sus sueños. El joven inglés se verá imposibilitado de alcanzar  sus metas de esa manera.

 
Sin embargo, Santiago no se dará cuenta de ello hasta conocer al Alquimista, su sabio Maestro, y su verdadero modelo a seguir. Le guiará por el desierto hasta su destino y le enseñará a  escuchar a su corazón y a la gran fuerza que mueve el mundo,
 

“no olvides que tu corazón está junto a tu tesoro”

 

“cuando se ama no se tiene ninguna necesidad de entender lo que sucede 
porque todo pasa a suceder dentro de nosotros,
y los hombres pueden transformarse en viento”

 

La narrativa exquisita de Paulo Coelho, intercalada con pasajes regados de amor, gracias al personaje de Fátima, por quien Santiago nunca desistirá ante ningún obstáculo, además de  algunas historias de la Biblia y del Corán, llenas de fuerza inspiradora, hacen de El Alquimista una lectura imprescindible a la hora de comprender el verdadero rumbo que debemos inferir a nuestras vidas, así como la búsqueda de esa fuerza Interior que nos llevará a nuestra propia Leyenda Personal.

 
Si lo deseas, puedes adquirirlo en la Tienda de Amazon pinchando sobre la imagen o directamente desde el siguiente link
 
“El Alquimista (por Paulo Coelho)”
 
 

 

La Mnemotecnia, en Busca de Una Memoria Prodigiosa

 

Todos nosotros, alguna vez en nuestra vida, nos hemos visto incapaces de recordar acontecimientos o datos que incluso acabábamos de intentar memorizar. Hemos olvidado números de teléfono de toda la vida, una vez que hemos empezado a guardar nuestros contactos en agendas electrónicas y otros tantos dispositivos de nueva generación. Hemos comprobado cómo de una lista de pocos artículos, volvíamos del supermercado con la mitad de la compra porque no hemos sido capaces de recordar aquello que queríamos comprar…

Y sin embargo, hay ciertas cosas que hemos aprendido, algunas de ellas en nuestros primeros años de vida, que nunca se nos olvidan.

Siendo muy niño me enseñaron que:

Andalucía tiene 8 provincias, desde Huelva hasta Cadiz;
Abril, junio, septiembre y noviembre tienen 30 días, febrero 28 (por lo general) y el resto de meses tienen 31;
Mezclando el rojo y el amarillo obtengo el naranja, y el verde cuando mezclo el amarillo con el azul;
Que la Revolución Francesa ocurrió en 1789;

He recordado estos datos sin ningún problema porque mi cerebro las ha asociado con una serie de datos o ideas que tengo bien acomodadas en el inconsciente.

¿Qué hace que unas cosas se recuerden fácilmente y otras no consigan permanecer en nuestra memoria?

Una frase tarareada a modo de canción, una rima sencilla, una fecha cuyas cifras han resultado divertidas, hacen que un concepto a memorizar lo asociemos con una serie de factores que harán que nos resulte más fácil traerlo a nuestra mente y recordarlo. La mayor parte de las cosas que hemos aprendido a lo largo de nuestra vida las hemos acabado olvidando, porque nuestra mente no ha creado asociaciones entre aquellos datos y otros datos, factores o acontecimientos que por alguna razón recordamos constantemente.

No somos capaces de recordar lo que cenamos anoche, pero difícilmente olvidaremos nunca aquella mañana que sufrimos un accidente de tráfico. Por alguna razón, incluso por razones emocionales, nuestro inconsciente es capaz de asociar diferentes datos en nuestra mente y por eso somos capaces de recordar algunas cosas pero no otras.

Sin embargo, sabiendo que las asociaciones favorecen a nuestra capacidad de memoria, podemos crear nuestras propias asociaciones de una manera consciente, haciendo de nuestro cerebro una potente máquina de recordar.

La mnemotecnia es la disciplina que estudia diferentes ejercicios de asociaciones destinados a mejorar nuestra memoria. Algo aparentemente complicado como aprender una lista ordenada de 50 palabras en unos pocos segundos, memorizar el orden de los naipes en una baraja de cartas, o identificar gran cantidad de rostros con un nombre y un número de teléfono, son resultados fáciles de alcanzar para aquel que dedique un poquito de su tiempo a ejercitar su capacidad mnemotécnica. Merece la pena. No solo por la satisfacción que genera saber que estamos adquiriendo una memoria prodigiosa, sino porque además resulta una técnica realmente divertida.

Pocos son los que se han decidido a hablar o escribir sobre el  arte de la mnemotécnica, y sin embargo, se sabe que algunos ilustrados de la Grecia Antigua ya la conocían y la practicaban, demostrando al resto sus habilidades, a veces, casi sobrenaturales:

 

“…las personas que deseen educar la memoria han de seleccionar lugares y han de formar imágenes mentales de las cosas que deseen recordar,
y almacén de esas imágenes en los lugares (que ya tienen dispuestos en a memoria) de modo que el orden de los lugares asegure el orden de las cosas,
y de modo que las imágenes de las cosas denoten las cosas mismas…”

                              (Cicerón, 106 a.C – 43 a.C)

 

Existen diversas técnicas mnemotécnicas probadas y comprobadas a lo largo de los tiempos. Aquella a la que se refería Cicerón se basa en asociar esos datos con diferentes lugares o estancias que forman parte de nuestra vida cotidiana y conocemos al detalle. Otras se basan en asociar los datos que pretendemos memorizar con un listado de números planteados de una manera diferente;  Las hay que asocian los datos con historias encadenadas, hay asociaciones fonéticas, etc.

En mi caso, por ejemplo, que me encanta conducir, me gusta asociar y visualizar las imágenes de los conceptos a memorizar con cada curva, paso de peatones, semáforo, rotonda, edificio o  puente que encuentro en mi camino del trabajo a casa, que no es sino el mismo Método “Loci” que practicaba Cicerón. Así, para recordar por ejemplo, mi lista de la compra, sólo tengo que imaginarme conduciendo mi coche hacia casa, y los conceptos aparecerán solos en mi mente.

Diferentes técnicas sirven para diferentes propósitos, pero todas son realmente efectivas si se les dedica un poquito de tiempo al principio. Una vez hayamos adquirido el hábito, las asociaciones se harán automáticamente y se almacenarán en nuestro cerebro listas para poder ser recordadas…

En el siguiente enlace podrás descargar gratuitamente un “Manual Sobre Mnemotecnia“, de Luis Sebastián. Desde aquí queremos darle las gracias por su labor y dedicación a esta disciplina.

Y para todos aquellos que quieran ir un poquito más allá y conocer los límites de su memoria, les invito a leer la enciclopedia de la Mnemotecnia,  “Cómo Desarrollar una Supermemoria”, de  Harry Lorayne.

Esperamos podáis aprovechar todas y cada una de ellas.

 

 

 

El Mapa del Tesoro

 

Todo ser humano necesita de esa fuerza interior que le mueva y le empuje a alcanzar aquellas metas y objetivos que desea en la vida. Aquellos logros físicos, académicos,  económicos o sociales que siente le harían ser feliz de verdad, y que sin embargo, muchas veces siente tan lejanos debido a todos los obstáculos que la vida le presenta una y otra vez.

Pero  obstáculos que no son sino oportunidades para volver a intentar dar lo mejor de sí mismo, y bajo ningún concepto rendirse y sucumbir ante ellos.

Motivación e ilusión se hacen indispensables para seguir esforzándose por todo aquello, y la Visualización Creativa resulta una ayuda indispensable para  seguir adelante. Y una de las mejores herramientas para mantenerse firme en ello es lo que se conoce como “Panel de los Deseos”.
Debemos ser conscientes en todo momento de todo aquello que deseamos y mantenerlo siempre firme y bien presente en nuestra mente, sobre todo en los momentos en los que pueda vencernos el desánimo. Para ello, el “Panel de los Deseos” nos sirve como panel de visualización, donde iremos colocando imágenes, fotos, recortes, de todo aquello que nos haga recordar y sentir como nuestro todo aquello que buscamos: la casa o el coche de nuestros sueños, el amor de una persona especial, un título académico…
Nuestro Panel de Visualización es como nuestro Mapa del Tesoro, donde inconscientemente tendremos ubicada, en una pizarra sobre una pared bien visible para nosotros, toda nuestra fortaleza “Emocional” necesaria para alcanzar cualquier objetivo.
Ante cualquier obstáculo, miedo o indicio de flaqueza, una visualización del Panel de nuestras Metas debería ser suficiente para volver a motivarnos y poder aportar el coraje necasarios para mantener nuestra ilusión y seguir en el camino a alcanzar nuestros deseos.

Decíamos en al artículo acerca de la Visualización Creativa que no existe nada más poderoso que la fe de una persona cuando siente que aquello en lo que cree es posible. Y no hay mejor manera de creer fervientemente en algo, que poder verlo tan real que resulte más sencillo de alcanzar. Eso es lo que nos proporciona cada imagen que ponemos en nuestro Panel: el poder sentir que cada sueño y meta en nuestra vida ha sido prácticamente alcanzado. Y es que, cuando nos sentimos tan próximos a nuestros sueños, la parte inconsciente de nuestro cerebro, pone en funcionamiento una serie de fuerzas, como un último empujón para poder llegar a ellos de verdad.

Para alcanzar un objetivo en nuestra vida, primero debemos ser capaces de soñar con él, luego debemos creer en él hasta llegar a sentirlo como ya alcanzado. Automáticamente nuestra maquinaria interior nos ayudará a buscar la manera de alcanzarlo físicamente.

El Mapa del Tesoro es aquella herramienta capaz de hacernos levantar con ilusión después de cualquier pequeño obstáculo que se interponga entre nosotros y nuestros deseos. Es aquella lente capaz de hacernos ver que el camino a nuestras metas es nítido y claro para nuestros ojos. Es aquella vitamina que nos hace recorrer ese camino con mayor energía y decisión, porque lo sentimos cada vez más corto, más fácil y más real.

 

 

la inteligencia intuitiva

 

A todos nos ha ocurrido alguna vez en la vida que debemos tomar una decisión rápida en alguna situación que se nos presenta, y sentimos en nuestro interior una fuerza que nos activa una especie de sexto sentido, el cual nos manda un estímulo o una reacción desde el inconsciente y nos hace tomar la opción más acertada en cuestión de segundos. Es eso que llamamos Intuición.
En el tema que trataremos hoy, vamos a explicar cómo el Ser Humano tiene la capacidad de poder entrenarse para educar sus reacciones inconscientes para hacer juicios rápidos de manera efectiva. Porque, efectivamente, nuestros juicios rápidos y primeras impresiones pueden educarse.
Decía Albert Einstein que

“La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un fiel sirviente.
Hemos creado una sociedad que honra al sirviente y ha olvidado el regalo”

Por tanto, es momento de empezar a cuidar este regalo y aprovecharnos de su increíble potencial.
Si la Evolución ha dotado al ser humano de herramientas esenciales como el lenguaje o la capacidad de abstracción, no debería extrañarnos que también haya sido dispuesto con la capacidad de tomar decisiones de manera rápida y eficaz, y más aún en la sociedad de ritmo tan acelerado que le está tocando vivir.
Hasta finales del siglo XX, pocos eran los científicos que confiaban en este tipo de estímulos inconscientes en la toma de decisiones, y se había determinado que eran estímulos irracionales  carentes de fundamentos de peso. Sin embargo, numeroso estudios han demostrado que la intuición puede llegar a ser mejor que los modelos de elección racional, fundamentalmente porque el cerebro se mantiene alerta las 24 horas, y ante situaciones que requieren respuestas inmediatas, piensa  mucho antes de ser nosotros conscientes de ello, y nos envía señales  a modo de  respuesta, pero que  en la mayor parte de las veces ni siquiera podemos apreciarlas porque no estamos lo suficientemente preparados para comprenderlas. El problema es que el pensamiento consciente y el inconsciente  funcionan independientemente y difícilmente se van a poner de acuerdo si el individuo no ha sido preparado para ello.

Estudios recientes han demostrado que tomamos mejores decisiones si tenemos en cuenta una razón que si tenemos 10. Entonces, ¿para qué pararnos a establecer todos los pros y los contras en situaciones extremas que requieren respuestas rápidas, si pueden ser contraproducentes no solo en velocidad de reacción, sino también en resultado?

La sudoración o la variación en el ritmo cardíaco, son solo alguna de las consecuencias físicas a las señales  que nuestro inconsciente nos puede estar mandando en estas situaciones. Pero hay otras muchas que no apreciamos, porque nuestro cuerpo no está preparado ni entrenado para sentirlas conscientemente, porque la mayor parte de ellas se deshilachan a un nivel tan bajo a nuestra mente que no somos capaces de detectar.
Pero como toda capacidad del ser humano, si la practicas y ejercitas con dedicación, se volverá fuerte y eficaz.

Hoy traemos una serie de ejercicios que te ayudarán a desarrollar tu intuición.

1. La Meditación:
Cuando meditamos, el cuerpo reduce nuestro stress y  prepara nuestra mente para recibir información que muchas veces pasamos por alto, porque favorece nuestra concentración, y es una de las mejores maneras de desarrollar y potenciar nuestra intuición.
Un ejercicio muy sencillo y al mismo tiempo efectivo consiste en sentarnos cómodamente en una silla, con la espalda recta y los pies descansando en el suelo, cerrando los ojos y sintiendo como la silla absorbe todo nuestro peso, nuestro stress y nuestras preocupaciones, centrándonos en todo momento en nuestra respiración, lo que hará que nos sintamos mas y mas relajados, podamos acallar nuestros pensamientos mas superficiales y podamos llegar a escuchar nuestra voz interior. A medida que más practiquemos, mayor será la capacidad que vayamos adquiriendo.

2. Ejercicios de Visualización:
Visualizar tiene una fuerza enorme para desarrollar nuestra intuición. Y aquí explicaremos un par de ejercicios que nos ayudarán con ello.
El primero, consiste en visualizar figuras geométricas, que iremos proyectando en una pantalla imaginaria frente a nosotros. Cuadrados, círculos, triángulos, que iremos proyectando en la pantalla y cuya imagen intentaremos mantener durante varios minutos.
Cuando hayamos practicado varias veces de esta manera, podremos incluso ampliar el ejercicio combinando diferentes figuras, las unas dentro de las otras.
Este tipo de ejercicios potencia del mismo modo nuestro lado creativo, porque hace que ejercitemos a la vez el hemisferio izquierdo y el derecho.

El segundo ejercicio de visualización consiste en respirar profundamente mientras nos imaginamos en un lugar agradable, que nos transmita paz, y observarlo detenidamente, sintiendo los sonidos a nuestro alrededor, el aroma del lugar, el clima, el sol, el agua o la brisa del momento proyectado, intentando estar atentos a todos los detalles y memorizarlos.
En el momento de volver a abrir los ojos, nuestra cuerpo estará un poquito mas preparado para sentir todo tipo de señales intuitivas. Y además, la experiencia de haber estado en ese lugar tan agradable, nos hará sentir mucho mejor.

3. Aprovecha el subconsciente mientras duermes:
Al finalizar el día y justo antes de acostarnos, debemos reflexionar sobre las dudas y situaciones sin resolver  que pudieran haber surgido durante la jornada, y recapacitar y considerar las diferentes posibilidades para darles solución.
Eso hará que nuestro cerebro active su mecanismo y ponga a nuestro inconsciente a trabajar mientras dormimos.
Mas pronto que tarde, nos empezaremos a despertar con nuevas y grandes ideas, que iremos anotando rigurosamente lo cual nos ayudará a mantenerlas frescas y claras, y no importa que sea medianoche, madrugada, o después de la siesta… Las ideas y soluciones pueden surgir en cualquier instante y debemos estar preparados para ellas…

4. Dejandonos guiar por nuestras corazonadas:
La mejor manera de desarrollar nuestra intuición es confiando plenamente en ella.
Al principio, nos podría asustar la idea de dejar todas nuestras decisiones en manos de nuestra intuición, pero lo cierto es que ella es nuestra guía interior y debemos comenzar a confiar en ella.
Empecemos a escuchar nuestra voz interior. Aquella que nos hace experimentar una sensacion en el estómago que nos impulsa a hacer algo sin razón aparente, y prácticamente sin haber tenido el tiempo suficiente para pensarlo.
Dejémonos guiar por ella, porque nuestra intuición sabe, por experiencia propia, lo que la razón desconoce.

“Analizar las cosas sólo desde el prisma racional
puede sumirnos en un laberinto de senderos infinitos.
La intuición, por el contrario,
permite hallar la vía más directa hacia lo esencial”.

 

la visualizacion creativa

Cuando hablamos de la visualización creativa, nos referimos a la técnica de utilizar nuestra propia imaginación para crear lo que se desea en la vida.

Existe una realidad objetiva, que es la que se sucede a nuestro alrededor, la que nos llega a través de los sentidos, ya sea por el entorno o por medio de otras personas.
Y existe la realidad subjetiva, que es aquella que se manifiesta dentro de nosotros mismos, la que rige nuestros estados de ánimo, nuestra conducta, etc. Es la que controla todas nuestras funciones del cuerpo, tanto las conscientes (caminar, hablar, reir, …) como las inconscientes (el ritmo cardíaco, la respiración, el sudor, …)

La explicación a todo este proceso está en nuestro cerebro. Cuando él recibe nuestra realidad, manda una serie de órdenes como respuesta a lo que está sucediendo. Nos hace temblar, gritar, salir corriendo, acelerar nuestro flujo sanguíneo,…). Y esto sucede, tanto si la realidad es objetiva como subjetiva. El cerebro responde a lo que nosotros imaginamos, a lo que pensamos.
O lo que es lo mismo: NUESTRO CEREBRO RESPONDE A NUESTRAS CREENCIAS.

Y lo que es más importante todavía: Dependiendo de cómo reaccione nuestro cerebro a esos estímulos, obtendremos los resultados que deseamos o, por el contrario, los que no queremos.

La visualización creativa consiste en modificar conscientemente nuestra realidad para acercarla al objetivo que queremos alcanzar. Consiste en imaginar, proyectar y recrear mentalmente nuestro futuro, antes de que todo esto suceda.

En base a estos estímulos subjetivos que lanzamos a nuestro cerebro mediante la visualización creativa, él reaccionará de la manera que deseamos, adaptándose a ese estado proyectado que ya considera real, haciéndonos más fácil conseguir nuestros objetivos en la vida.

Un bonito ejercicio de Visualización, a la vez que efectivo, es el de  “El Panel de los Deseos” o “El Mapa del Tesoro”.  Te invito a que le eches un vistazo y te apetezca aplicarlo con tu propia vida

 

.